De títeres y cachiporras

De títeres y cachiporras

images

Hasta éste, mi retiro de caracolas al que me trajo hace ya algún tiempo el barquito de papel del Yoni, ha llegado la algarada de unos títeres de los que abominé en un primer momento, y todo por no informarme con el mayor de los rigores. A veces, estas caracolas que me rodean se pasan de cotillas y luego ocurre lo que ocurre.

Estarán conmigo, que una de las cosas buenas que ha traído el asunto de los titiriteros de Carmena, desde luego la Alcaldesa no se aburre, es que en este país se está hablando de Cultura. ¡Alabadas sean las cachiporras de los títeres!

Vaya por delante que nunca me gustaron los espectáculos de monigotes, porque esa somanta de palos que llovían en ellos, no iba con mi manera de ver la vida  ni de arreglar el mundo.

Títeres han existido desde el principio de los tiempos, en realidad todos lo somos en manos de quienes nos manejan de una u otra manera. Y en esos espectáculos, siempre ha habido palos a mansalva y siempre se han llevado la palma los personajes más soeces y vulgares, sin valores ni principios.

En fin, que estos muchachos de Títeres desde Abajo, no hacían otra cosa que seguir una tradición de siglos de teatro popular. Ahora bien, por lo que yo tengo que recriminar a la obrita en cuestión, no es tanto el mal gusto que adorna al espectáculo, que también, sino que esos cómicos actuaran tan campantes ante un buen puñado de niños.

Me pregunto quién tiene la culpa de este bochorno, aunque me da que aquí sucede lo de siempre: que entre todos la mataron y ella solita la palmó.

Después de analizada la situación, me parece que los titiriteros son los que menos culpa tienen, pues aunque ellos vieran niños en la plaza deseando disfrutar  del espectáculo, éstos estarían, digo yo, acompañados por sus padres o por algún adulto responsable que se leería, al menos por encima, la sinopsis de la obra. Pero claro, es que la tal sinopsis fue una metedura de pata de la Concejala de Cultura de la Villa y Corte de Madrid, doña Celia Mayer. Una metedura de pata importante, que seguramente ha deslucido por completo el pedazo de programa que había diseñado el Ayuntamiento madrileño para el Carnaval.

Señora Mayer, con todos los respetos, creo que la culpable de todo este desaguisado y de enaltecer el trabajo hecho a medias, ha sido usted y debería actuar en consecuencia. Me parece muy grave no informarse como es debido de la síntesis de la obra y de no haberla visionado. Y le digo, que deberíamos cuidar con el mayor de los escrúpulos las actividades culturales y de ocio que ofertamos a nuestros niños. Imagino que conocerá el dicho de que para educar a un niño es necesaria la implicación de toda la tribu, y los Ayuntamientos también forman parte de ella. Por eso es muy fuerte , o al menos a mí ñoñez se lo parece, que el Ayuntamiento de Madrid no visionara una obra supuestamente familiar, porque ocurre que, a veces, a los títeres los carga el diablo.

Nuestros niños no merecen que les ofrezcamos un mundo grosero y lleno de mamporros, aunque sean de mentira; porque ellos son muy listos y los mejores imitadores que conozco, palabra de Julia.

Los niños deben poder soñar a través de la Cultura un mundo más amable, en el que los valores puedan defenderse sin violencia.

Con todos los respetos, creo que estamos perdiendo la estela de lo importante, de lo éticamente correcto. Utilizamos un lenguaje poco hermoso para dirigirnos a los que nos rodean y sacamos el puño con demasiada ligereza. Me da miedo imaginar cómo será el futuro al que estamos abocados con tanta chabacanería  y falta de respeto como campa a sus anchas.

Hablando de Cultura, con algún amigo he comentado alguna vez, que todo está tomando un cariz de lo más desagradable y encima, nos regodeamos de ello. Como buena espectadora de teatro que soy, no hace mucho me impuse la norma de no aguantar nada que, encima de un escenario, atente contra mi buen gusto y mi inteligencia; porque si éstos títeres resultaban deleznables, me pregunto qué pasa si uno pone a dialogar las vaginas de unas cuantas mujeres encima de las tablas de cualquier teatro.

Con esto, no quiero decir que los que hacen del mal gusto su método de trabajo, no merezcan el debido respeto como artistas. Cada cuál ve el arte como le llega a los sentidos o a las mismas tripas. De todas formas, queridos títeres de cachiporra, para la próxima vez, cuidad que los guionistas estén un poquito más listos a la hora de diseñar pancartas, porque no hay por qué poner nombres que a la gente le causan tanto dolor, para denunciar-o eso quiero pensar- las maquiavélicas intenciones y hechos  de esas bandas de asesinos.

Por supuesto, quiero dejar bien clara mi opinión, de que al juez que los encarceló ¡cinco días! se le fue la mano muy mucho y actúo con un gusto pésimo. No es lugar para cómicos la cárcel y sí debería serlo para todos esos corruptos que se lo siguen llevando calentito sin que les pase absolutamente nada; o para esos pederastas que después de haber reconocido que abusaron de niños-y esto sí que es infinitamente peor que un espectáculo de títeres- estén en la calle con el consentimiento de los jueces; o para el clan de los Pujol que pasea tan tranquilo queriéndonos colar la herencia del abuelo Florenci; o para la Barberá y un largo etcétera.

Termino, que me enciendo y no acabo: con el buen gusto se escandaliza mucho más que con lo zafio y lo rastrero. Con el primero se puede transformar el mundo; con el segundo, lo hundimos en la miseria.

Mª José Vergel Vega

 

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

TOROS DE TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

16002974_1596088463751062_5074102304025424640_n 17799035_1484586914941516_2504205268968483314_n 18118846_1711073932252514_2170199419524802258_n 18485837_1529564123742171_3343820100787509595_n 19105854_1555271934504723_2628472326019050541_n 21314402_1651231321575450_5163311335450660363_n 22519560_1689401077758474_4758201260728731689_n 23131762_1707089369322978_112157393617299055_n 23519198_1712304862134762_4407711171115633028_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN