Difuntos entre murallas

Si el Día de Todos los Santos y el de los Difuntos son tristes porque se recuerda a los seres queridos que ya no están entre nosotros, sin embargo, el primero es alegre para los antiguos habitantes de Granadilla.

Esta villa, en la provincia de Cáceres ─quizá una de las más bellas─, sólo cobraba vida dos veces al año: en su romería el 15 de agosto y el uno de noviembre. Y en sus visitas, año tras año, contemplaban, impotentes, el derrumbe de tejados y las calles cuajadas de hierba. La villa se vio abandonada porque las aguas del embalse de Gabriel y Galán amenazaban con engullirla, pero no se atrevieron a trepar hasta el recinto amurallado; aunque sí inundó sus fértiles vegas por lo que, sin tierras para la agricultura y la ganadería, sus pobladores tuvieron que aceptar la expropiación forzosa y el éxodo impuesto hacia otros pueblos y ciudades, hasta que echaron al último de sus habitantes. Y como si de una nueva diáspora se tratara, las 317 familias tuvieron que empadronarse en diferentes localidades desde mediados de los 50 del siglo XX. Granadilla quedo en silencio, sola con sus muertos y sus calles vacías.

Y como una amante impaciente, el pueblo esperaba, ansioso, que llegara el día 1 de noviembre para que se abrieran las puertas de la muralla y de nuevo sus calles y plazas cobraran vida, se escuchasen voces, risas y lágrimas entre las altas hierbas que lo cubrían todo. Ese día, desde entonces, se repite el mismo ritual: apertura de la verja, una sinfonía de pasos caminando hacia su camposanto, las afanosas manos limpiando tumbas y ahuyentando las telarañas que anidaron impunemente durante todo el año. Las flores adornan los rincones del cementerio, las luces se encienden, las plegarias se elevan en el aire. Son sus muertos, los que habitaron ese pueblo durante siglos, y que sus familiares y amigos no olvidan.

Esperemos que no se pierdan nuestras costumbres extremeñas (el calbote, la chaquetía, la castañá, visitas al cementerio…) y se acabe imponiendo la horrorosa fiesta de Halloween con sus calabazas, disfraces, y pinturas estrafalarias, nada que ver con nuestra tradición.

Rosa López Casero

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

16265664_1411663292198922_7824484345912562244_n 16832001_1437470382951546_9131995247328363484_n 16998677_1640113162681925_3599338042934616744_n 17626441_1471426806203350_2751485269879672_n 17796553_1480466265318624_715909079631607295_n 18403107_1311191842282218_4652776366260155987_n 21317731_1633422313337131_8193020855203955292_n 22448398_1907948469231725_8855412019783142180_n 24294421_1760520894014782_7142834956226634448_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019