Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

La caída de los Dioses Griegos

Qué pena de país, una civilización que fue la creadora de la democracia, la cultura clásica, la educación en las polis, con fuerte desarrollo en el campo filosófico. Sus grandes pensadores establecieron los primeros conceptos de “átomo” y fueron un prodigio de arte: esculturas perfectas, el Partenón, el teatro de Epidauro, el Mausoleo de Halicarnaso, Victoria de Samotracia y tantos otros.

Una región que históricamente contó con uno de los mayores desarrollos tecnológicos de Occidente, poseedora de una rica tradición cultural, famosa por sus conocimientos científicos, sus pensadores, escritores, sabios, como: ALCIBÍADES, ANAXÁGORAS, ANTÍGONO, ARÍSTIDES, ARISTÓTELES, ARQUÍMEDES, ESQUILO, EUCLIDES, FIDIAS, HERÓDOTO, HIPÓCRATES, HOMERO, JENOFONTE, PITÁGORAS, PLATÓN, SÓCRATES, SÓFOCLES, y muchos otros más.

¿Cómo es posible que habiendo parido mentes tan preclaras en todos los campos, ahora no salga un Alejandro, un Platón, un Euclides, un Pitágoras para sacar a Grecia de ese agujero negro que amenaza con engullirla? Lo malo es que con ella arrastre algo más. ¿Encontrará ahora la solución? Porque continúa con su tragedia, a pesar del segundo rescate.

Ellos, los griegos, inventaron las Olimpiadas. Claro que ya demostraban que eran algo brutos: sólo podían asistir hombres, y mujeres solteras, y eran condenadas a muerte las casadas que lo hacían. El emperador Teodosio “El grande” prohibió los juegos en 394 de nuestra Era, quizá pensó que podrían estar en crisis y trató de subsanarla. Se restablecieron en 1896, pese a la crisis que ya entonces también padecía el país. O sea, que no es sólo cosa de ahora.

Grecia ha pasado por etapas de esplendor y decadencia. En su actividad colonizadora incorporó unos movimientos económicos, exportadores, políticos, sociales y culturales hacia los pueblos de la ribera del Mediterráneo, fundando y organizando colonias griegas, con asentamientos estables y principales en Italia, Francia, España, hacia Asia y norte de África. Fue un factor de prosperidad económica para la Grecia continental. Como consecuencia de la guerra contra los persas, Atenas salió fortalecida y surgió un imperio con una gran parte del Egeo, con la liga Ático-Délica. Todo esto para, en el siglo XXI, perder parte de su soberanía económica.

A estas alturas, ¿La gente tiene claro cuál es el origen de la crisis griega?

El conflicto financiero global ha afectado a Grecia en mayor medida que al resto de países, con grandes consecuencias para la población. ¿Por qué? ─se preguntarán muchos─. Aparte de la crisis internacional, en Grecia se han dado situaciones de desgobierno, con fuertes despilfarros económicos, grandes sumas en bienes de consumo, elevado endeudamiento, generando sostenidas faltas de confianza y de credibilidad en una economía fingida y por la imposibilidad de que el gobierno griego pueda pagar los altos tipos de mercado de su deuda.

El gobierno de Caramanlis, en 2004, aumentó cada vez más la ya abultada plantilla de funcionarios y muchas de sus prebendas. Hasta 2009 se contrataron a más de cien mil nuevos funcionarios, con altos incrementos salariales. Además, Atenas maquilló las estadísticas que facilitó a la Comisión Europea. El nuevo gobierno de Papandréu se encontró con una enorme brecha entre las cifras oficiales y las reales. Las estadísticas nacionales de 2009 dieron un déficit por debajo del 7% (tenía que ser un máximo del 3% según el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE), cuando el resultado real fue del 13,6% del PIB.

En 2010, el país se vio obligado a recurrir a la ayuda del Eurogrupo y del Fondo Monetario Internacional para evitar la bancarrota estatal. Este recurso supone, como ya dije, ceder parcialmente su soberanía y someter sus cuentas al escrutinio internacional. El tiempo ha demostrado que el primer rescate fue pan
para hoy y hambre para mañana.

Entretanto, y por entonces, la crisis helena ya había desvelado la delicada situación del déficit fiscal de España y Portugal y su candidatura a ser posibles víctimas de un contagio a la griega.
Hubo que atar un paquete de 750.000 millones de euros (algo que no es fácil manejar mentalmente) para garantizar la solvencia del euro. Berlín, que fue quien más aportó, sería quien tendría la vigilancia del programa de ahorro impuesto a Atenas.

Durante la crisis, el euro se depreció a los niveles de 2009, para regocijo de los exportadores, sobre todo alemanes, que son los que más tajada sacaron.
A su vez, el Banco Central Europeo, en una operación sin precedentes, decidió comprar bonos de los socios de la eurozona con deuda más delicada, que en el caso de Grecia fue reducida al nivel de bono basura por la auditora S. & Poor, ya que las agencias están calificando con mayor severidad, luego de que encontraran mayor dimensión de los activos tóxicos.

Los griegos deben adquirir una serie de compromisos, a sabiendas de que les va a ser difícil cumplirlos, y que el país no los acepta ¿Qué han hecho los griegos para lograr algún crecimiento económico y frenar la deuda que los asfixia? ¿Podrá cumplir el parlamento griego el riguroso plan de ajuste exigido por la Unión Europea para conseguir la aprobación del Eurogrupo de su segundo rescate? ¿O está abocado a un camino sin salida?

Parece que el líder del partido conservador griego había mandado una carta en la que se comprometía a cumplir con las medidas de austeridad votadas aquel pasado domingo, caso de que ganara las elecciones en abril. Ahora se enfrentan a nuevas elecciones.
El diferencial de la deuda helena pasó en pocos meses de unos 200 puntos básicos a niveles inasequibles para el mercado nacional.
Y los recortes de nóminas y prebendas de funcionarios y otros trabajadores para corregir la maltrecha situación del país han desatado huelgas y violentas protestas.

Se ha producido una reacción tardía ante el agujero fiscal y la deuda galopante.

Hoy día, la Unión Europea está inmersa en un tándem crisis financiera-crisis de deuda-crisis del euro-crisis en la propia Unión Europea.

Forzar a los griegos a pagar los tipos de interés de mercado, no asegura que los planes de ajuste sean más severos, sino que puede acelerar la decisión de entrar en bancarrota.

Todas las medidas que se adoptaron no han dado el fruto deseado. Grecia se ha encontrado en la tesitura de tener que ser rescatada por segunda vez, además de una quita generosa, para no entrar en una situación de consecuencias imprevisibles para ellos y para toda la Unión Europea.

Grecia ha solicitado ayuda de forma acuciante. Pero debe reflexionar sobre sus pésimas prácticas políticas. ¿Es que ya se le ha olvidado su pasado brillante, su papel de líder en el mundo antiguo, sus medidas macroeconómicas?

Si analizamos el momento presente, durante el mes de febrero, la UE y el FMI piden a Grecia más reformas para entregar una ayuda económica; el 1 de febrero, Grecia reconoce que está a punto de entrar en bancarrota y diseña y demanda nuevo plan de rescate por importe de 145.000 millones de euros; por fin el gobierno griego cierra acuerdos con los líderes políticos para recibir rescate económico de 130.000 millones de euros. Pero la UE le exige que se tomen acciones concretas, fuertes y contundentes. El Eurogrupo exige más recortes. Como consecuencia, seguían las huelgas a un día de la votación de las medidas de recortes en el parlamento griego. El 14 de febrero se conocía que la economía helena retrocedió 6,8% en el 2011 y el PIB cayó un 7% en el cuarto trimestre de 2011. Desde el primer rescate en 2010 el número de desempleados se ha duplicado (llegando hasta un 21%). Por fin, los líderes políticos griegos se comprometen a acatar las exigencias de Europa y se logra la aprobación de la ayuda financiera a Grecia.

Las consecuencias de la persistente crisis griega son negativas, no sólo para Grecia sino para el resto de Europa:

En primer lugar, es una clara amenaza seria para el euro. Los países débiles, para permanecer en la zona euro, tendrán que implementar fuertes ajustes fiscales para reducir déficit y deuda, y para aumentar la competitividad externa de sus economías a través de reducciones salariales y recortes de conquistas obreras.

Falta de credibilidad en el futuro de Grecia e incluso de la UE.

Este escenario hace que los inversores se inhiban de realizar operaciones financieras en Grecia, aumentando el nivel de desconfianza general.

Los especuladores tratan de aprovecharse, con ataques a la moneda común.

Son evidentes los efectos negativos sobre los balances de muchos bancos europeos (sobre todo franceses y alemanes).

Los contagios podrían provocar un efecto dominó sobre otros países del sur de Europa.

Algunos experimentados políticos proponen: reforma a gran escala de los convenios colectivos; apuesta en favor de la energía nuclear; reforma del sistema bancario; reformar y aligerar las estructuras del Estado; reforma del sistema de pensiones, para asegurar su viabilidad y mantenimiento; desregulación de ciertos mercados para aumentar la competencia; fomento de privatizaciones; reformas fiscales.

Y mientras, habría que preguntarse qué hace o qué no está haciendo la Unión Europea. Tan pronto anulan encuentros, hablan en millones de comparecencias para repetir siempre lo mismo, no hay confirmaciones oficiales de nada ni una política de comunicación unificada y seria para que los ciudadanos puedan seguir todo el proceso convenientemente. Da la impresión de hay mucho de improvisación, quieren transmitir al personal que están en el buen
camino, pero sólo generan desconfianza.

¿Han pensado los helenos que podrían acabar como Argentina con De la Rúa, en un infarto económico  en cuanto a la producción, amén de la agitación que sufren, tanto a nivel social como político? Si no quieren seguir lo que le ocurrió al país argentino en 2001, los funcionarios, obreros, empresarios y políticos deberán reflexionar y obrar en consecuencia.

Analizando la evolución de la UE y de la situación presente, cabe preguntarse: ¿el por qué de la creación de la Unión?;¿los intereses de algunos no eran más que los de ampliar mercados para sus excedentes de productos y liberarlos de trabas aduaneras a la hora de llevarlos a otro lugar?;¿es casualidad que Grecia sea, dentro de la UE, de los que hacen mayores importaciones de productos de consumo que elaboran las fábricas alemanas? También tecnología, armas, infraestructuras, telecomunicaciones, autos, etc.
Esperemos que las cabezas pensantes, que cada uno en nuestro país hemos votado, sean capaces de sacarnos de este maremágnum en que estamos inmersos. Por el bien de Europa, de Grecia y de todos.

Por otra parte, China ha mostrado su voluntad de seguir ayudando a la economía europea a solventar la crisis. Cuidado a ver si al final se hacen los amos de Europa.

GestoPyme promociona a TTN

About The Author

COMERCIO EN TORREJONCILLO Y VALDENCÍN

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019