CLAUDIA GARCÍA MORENO

El interés de las mujeres por el fútbol ha crecido desde la década de 1970. Se juega en muchas escuelas y su organización en los niveles superiores se ha desarrollado sobre las mismas líneas de juego que el de los hombres. Hay muchos equipos profesionales y semiprofesionales en muchos países europeos (Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Holanda, Alemania, Italia y España). En estos países, en ocasiones, asisten a los partidos varios miles de espectadores y el nivel de destreza en el campo puede igualar al que se ve en el juego masculino. El fútbol femenino en Gran Bretaña es completamente amateur y asisten menos espectadores, pero igual que el juego masculino, está organizado en dos divisiones. Entre los mejores clubes se encuentran el Doncaster Belles, el Millwall Lionesses y el Red Star Southampton.

En 1991 se celebró el primer Campeonato del Mundo femenino, al que asistieron doce selecciones. La final se celebró en Cantón (China). En la final se enfrentaron Noruega y Estados Unidos, ganando este último equipo por dos a uno. Los goles americanos los marcó Michelle Akers-Stahl, reconocida como la mayor estrella de fútbol femenino mundial. Los Campeonatos de Europa femeninos comenzaron en la temporada 1983-1984 y fueron ganados por Suecia. Noruega ganó en 1987 y la República Federal de Alemania en 1989 y 1991.

(Texto extraído de la Enciclopedia Encarta)

Nuestra mayor representante en este deporte, hasta el momento, se llama Claudia y juega en un equipo Holandés de la ciudad de Rótterdam, el “LMO”. Además, y con mucha más relevancia deportiva, lleva dos años siendo titular de la Selección Nacional Juvenil Holandesa Femenina, jugando con el número 10, y asistiendo a competiciones internacionales en las que ha participado exitosamente.

A pesar de que en la localidad su popularidad no se conoce mucho, es una referencia torrejoncillana con alcance deportivo internacional, que siempre es digna de reseña y mención. Por supuesto, su madre es de Torrejoncillo, y ambas vienen anualmente durante el mes de agosto.

Para el próximo año, con toda seguridad, no les pasará tan desapercibida como ahora.

MALM

About The Author