Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

La crisis de la tele (Capítulo 2)

Y como lo prometido es deuda, hoy vamos con lo que he denominado capítulo 2 de la crisis de la tele, en este caso crisis de contenidos y de valores.                            En estos tiempos de agresión brutal a los cimientos de nuestro bienestar, muchos pueden pensar que es un tema un tanto trivial este, el de la tele, y que hay cosas de mayor importancia para tratar, pero aquí es donde salgo a rebatir esto, argumentando que la tele es una herramienta muy potente en nuestros tiempos y que sus contenidos y la calidad de los mismos están directamente relacionados con la capacidad del pueblo de tomar decisiones.

Tengo una teoría personal que quiero compartir con todos vosotros. Hace unos años Javier Sardá, periodista y comunicador muy conocido, dirigió un programa de noche llamado “Crónicas Marcianas”, del que fui fiel seguidor durante sus primeros años de emisión. El programa le daba un toque de aire fresco a la forma de hacer tele…momentos de humor estupendos (los llamados sketch), grandes entrevistas a invitados de renombre, público en directo, un gran dirigente del programa y unos colaboradores de calidad que ayudaban a mantener el nivel de la hora y pico de emisión diaria de Crónicas Marcianas.

Llegó el día en que todo esto cambió (aquí viene mi teoría) y cambió de forma rotunda. Se forjó un experimento televisivo y la balanza para los científicos de la tele fue más que positiva. Este experimento consistía en ofrecer a los espectadores un programa con unos contenidos y participantes que nada tenían que ver con aquellos que empezaron. Adiós a las entrevistas y nada de temas interesantes a tratar. Los nuevos protagonistas del programa eran unos personajillos de lo más cutre en los cuales se centraba el show. Todo esto tenía dos efectos, uno era la disminución del presupuesto para realizar el programa con la consecuente alegría de los productores y otro, que aquí quería llegar, debería haber sido la bajada de las audiencias, pero nada más lejos de la realidad…la audiencia se mantuvo y en algunos caso se superó.


Esto creó un precedente que aún sigue vigente en la televisión actual: menos dinero, peor calidad y misma audiencia, es una fórmula a la cual es difícil resistirse si tu objetivo es mínimo esfuerzo, máximo rendimiento.
Es por estas fechas en las que se comenzó a forjar el término “Televisión Basura”, término que en un principio me creaba cierta confusión. Me creaba confusión porque no sabía si se podía llamar basura a lo que mucha gente consumía, y me creaba confusión porque creo que otro tipo de contenidos eran tan merecedores o más de tener esta etiqueta, y quizá no la tenían.

A partir de aquí empezó mi experimento personal, comencé a consumir este tipo de programas, tanto el anterior comentado (Crónicas Marcianas en su última época), como derivados de este (no me acuerdo de los nombres de los programas, se ve que no dejaron mucha huella en mí). Los consumes sin intentar pararte a cuestionar lo que estás viendo, y digo consumes por que es así, consumir. Es como una auténtica droga que cuanto más la tomas, más te ves atrapado por ella. Pasado su efecto te paras a analizar su aportación y te das cuenta que son auténticos “mataneuronas”, que no dicen nada, que no aportan nada y lo peor de todo es que no entretienen. Únicamente te paralizan, te obnubilan y no te dejan pensar con claridad, lo que viene siendo una droga al uso.
Visto esto lo tenía claro, da igual que lo viera la gente, da igual que sea número uno en audiencias, esos programas son verdadera telebasura y no realizan ninguna de las funciones para las que se creó la televisión. Ni educa, ni entretiene, ni informa.

Eso ya lo tenía claro. Solo me quedaba la duda de si el término del que hablamos se podía extender a otro tipo de televisión y mi conclusión fue que sí. Que todo contenido que fue creado en un principio con unos objetivos y que se desvirtúa para no acabar realizando la función para la que fue creado, es merecedor de tener este apelativo. Si no educa sino todo lo contrario, si no entretiene y si no informa sino que manipula, estamos hablando de televisión basura pura y dura.

Actualmente tenemos muchos ejemplos de lo que hablamos, programas de este tipo (Sálvame me viene a la mente) e informativos que son de este calado, pero cuidado, esto incluso puede empeorar. Aquí quiero hacer una excepción que no parece muy “guay” en estos tiempos, pero me parece justo comentar. Televisión Española ha estado haciendo una televisión de calidad, y digo ha estado por que está cambiando. Los cambios en los altos cargos y la falta de presupuesto se está notando muchísimo y ese oasis que podíamos tener en el panorama televisivo actual parece que se va a secar.

Todo no es negativo aunque lo pueda parecer después de lo dicho, hay contenidos de calidad, pero asusta la respuesta que tienen ciertos programas y canales. Dicho esto y desde mi más mera modestia concluyo diciendo que es muy fácil ponerse a ver y escuchar, lo que queremos ver y escuchar, con lo cual favorecemos la manipulación. Es fácil caer en la telaraña sumisa de la televisión y ser parte del circo y está claro que la televisión, esa caja tonta, es el medio más potente y la mejor herramienta para poder influir en todos nosotros; por lo tanto, seamos espectadores responsables, valoremos activamente lo que vemos y pongamos en duda lo que nos viene directamente a nuestro cerebro desde la tele. Que como dicen por ahí, en la tele es todo mentira.

Darío Núñez

GestoPyme promociona a TTN

About The Author

1 Comment

  1. invitado_2365

    Caracteristicas de la telebasura:

     Manipulación informativa, o confusión de información y opinión. 
    Nulo respeto al derecho de intimidad y al honor. Conversión del dolor y la miseria humanas en espectáculo. Atracción por el sexo, el escándalo y la violencia. Utilización morbosa del cuerpo humano desnudo, en especial del femenino. Trivialización de la prostitución y el consumo de drogas. La aberración como modelo a imitar. Desprecio de cualquier figura de autoridad. Apuesta por la pelea en vez del diálogo. Lenguaje soez y ofensivo. Difusión de ciertas subculturas. Uso excesivo de la prensa rosa y criticar, a veces casi sin motivos, a los protagonistas de esas historias. La máxima de la telebasura es obtener el máximo beneficio con el mínimo gasto a toda costa. 

    …En una palabra : TELECINCO

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019