Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

Infancia con sabor a melón

Infancia con sabor a melón

Little girl playing with colorsToda una desilusión. Una estafa, a mi entender.

Tarde o temprano iba a pasar, y llegó, pero sin pedir permiso. Sin aviso, sin un diploma en el que apareciese “a partir de este momento ya es mayor, atenta a las consecuencias”, sin un cartelillo en la frente en el que se pudiera leer “llegó la madurez”, y lo que es peor, sin una mochila (pesadísima) que estuviera cargada de guías para que solucionase los problemas, me acostumbrase a aquello llamado orden, reglas, responsabilidades, trabajo, decisiones,… Toda una calamidad.Lo sé, un completo desastre. O como dirían los niños bilingües de hoy: disaster!

A partir de ahí pasamos a la categoría de los que algunos llaman “proyecto de gente respetable” (debatible). Y no había de otra. Fuera inocencia. Fuera caprichos. Y con la insistencia de los de estatura normal para queel margen de errorse diera lo menos posible en un comportamientoadecuado. Teníamos que ser “niños bien”, por aquello de los modales. Una retahíla de expresiones que nos sonaban a chino por aquel entonces.

Ahora que ya hemos dejado atrás el verano y hemos embarcado en un calendario oceánico que parece no tener final y que se presenta cada vez más revuelto (y no solo por el temporal que se nos avecina), una recuerda los sabores de finales de verano de su infancia.
Sobremesas con sabor a melón (riquísimos los de maúra), sandía y ciruelas de la tierra. Las siestas pegajosas y agobiantes del calor de un Sahara extremeño. Jornadas de piscina, juegos en la plazuela y los amigos que formaron nuestra futura pandilla.Salidas en bicicletas. Y por qué no, en plena siesta o al final de la tarde, caña en mano, hilo y trocito de trapo rojo, para la tradicional “pesca de ranas” en alguna de nuestras charcas. Algo que hoy en día es impensable. Ains, qué recuerdos.

Lo cierto, señores, es que si hay un lugar donde parece que no podemos volver es a la infancia y a esas vacaciones entre callejas y plazoletas que no queríamos que acabasen nunca. Nietzsche decía que la patria del hombre es su infancia…, a lo que yo aporto, entonces su capital serán los sueños cargados de inocencia y los primeros valores fraguados en el hogar. Trabajemos para que forjen buenos ideales de vida desde la cuna hasta que nos desaparezca el precinto “niño”. ¡Por mí y por todos mis compañeros!

Gloria Gil Talavero

Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

About The Author

COMERCIO EN TORREJONCILLO Y VALDENCÍN

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019