«Vomitando por decreto» por Charo Alonso

Me perdonan la escatología, es que el panorama está para poner una palangana al lado de la tele o en mi caso, junto a la radio que no para de regalarme malas noticias. Entre los barcos que se encallan, las sentencias absolutorias a esa panda de niñatos que nos han tomado el pelo al país entero después de cometer la atrocidad de matar a Marta del Castillo y las decisiones de un gobierno que se ha encontrado un agujero negro en cuanto ha abierto la cloaca ¡Qué poco le ha durado la alegría a los del balcón de Génova! Entre eso y todo lo demás me acuerdo de una de mis amigas que me espetaba “Calla, que cada vez que hablas sube el pan”. Eso le diría yo a Montoro, a Rajoy o a la hiperactiva de Soraya, cada vez que habláis sube ya no el pan, sino el IBI, el IVA, el IRPF y toda esa sarta de siglas con las que convivimos a diario. Ya no le dejan a uno ni ir a las rebajas tranquila… y menos a la compra y no les habló de eso de llenar el depósito. Hasta mi tabernero senequista está mustio, seguro que le han pasado alguno de esos impuestos con los que la administración tortura a los autónomos, a mí, como funcionaria de fuste, lo que me queda es la subida de mis horas de trabajo y la bajada del sueldo, que ya hacemos una porra para averiguar cuándo toca. Lo dicho, entre los que se fueron dejando los muebles pelaós y los que entran que ya se subieron el sueldo por si acaso, pues aquí estamos el resto que no sabemos si reír o llorar. Menos mal que nos queda el caso Noós para confiar en la justicia poética, porque esa, la de verdad, es de vergüenza. En este país sale barato matar, pertenecer a una banda terrorista reconvertida en víctima, robar, trapichear y encima, burlarse del sufrido contribuyente que tiene que asistir a la astracanada absurda de la Gurtell. A mí, si fuera el juez del caso Matas o del caso Camps me entrarían ganas de partirles el mazo en la repeinada cabeza, enviarles a galeras a Haití y que devolvieran hasta el último céntimo y nada de declaraciones, argumentos ni chorradas, que ya está uno de los nervios de vergüenza ajena. Asistir a las conversaciones de semejantes impresentables es una tortura que ni para los de Guantánamo, esa carcoma que le ha salido a Obama y que amenaza con convertirse en un limbo eterno. A mí me parece que con mandar a Admadineyad a hacer un casting para el cuerpo de baile del Tropicana íbamos que chutábamos, pero cualquiera le dice algo a Castro, que está mayor o a Chaves que está senil. El señor de los ayatolahs ha venido a darse un paseíto por lo más granado de nuestros Tiranos Banderas y espero que no le hayan ofrecido un licor de la casa ni una demostración de coros y danzas caribeños. Entre Daniel Ortega, Correa, los Castro y el inefable Chaves uno se queda con este barbudo medio brujo que sabe muy bien como meterle el dedo en la llaga al amigo americano con eso de taponarle el estrecho de Ormuz. Manda huevos como diría Trillo, a este le mandaba a la legión como en Perejil y ríete del señor Sarkozy y de su cabreo con Gadaffi. Yo del iraní no me reía tanto, que si cae el sirio –cualquier día que se le acabe la paciencia a Putin, otro sátrapa para el montón- el siguiente en la lista es el caballero al que le gustan tanto las periodistas españolas ¿Se acuerdan de la cabeza de Ana Pastor con el velo deslizándose por su cabello? Lo que nadie recuerda es que la inigualable Oriana Fallaci ya le tiró el trapo a Jomehini en una ocasión y tuvo que salir por piernas de la rueda de prensa. Hay cosas que no cambiarán nunca. Me voy a callar porque por ahí ya me dicen que me centre en temas frívolos, que es lo mío y que me deje en paz de alta política. En el fondo no me entienden, yo no quiero glosar al Hola, aunque siempre acabe hablando de sus satinadas páginas donde todo el bello, no, lo mío es hacerle la competencia a Barbara Walters o mediar en un debate entre Chacón y Rubalcaba, es decir, puros imposibles. Mientras, me consuelo recordando que me aguanto las ganas de vomitar y me voy a trabajar, como todo el país, y calladitos, no sea que suba el pan.

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENTREVISTA jOSE FRANCISCO MORENO MORENO ATLETA TORREJONCILLANO

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15825820_1391562654208986_2332898026938592492_n 17796162_1476484422364255_574744940093437214_n 17904042_1495376180494299_8739115864341383667_n 17952586_1505200309511886_1438184513002355603_n 18424091_1521938357838081_5475772758666770236_n 19029546_1557472747617975_6374343860863189104_n 23131762_1707089369322978_112157393617299055_n 24129645_1714434621902566_3196484845174405364_n 25552077_1736669173012444_6628678946373866539_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN