Piensa, luego… sigue pensando

Piensa, luego… sigue pensando

LaColumnaMarioMirabel1Nos pasa muy a menudo que nos encontramos tan absortos en nuestros pensamientos que perdemos la noción de lo que nos rodea. No escuchamos, no sentimos; al fin y al cabo es como si estuviéramos desenchufados de nosotros mismos, por ello los pensamientos no son la realidad, ya que cuando estamos en ellos, vivimos nuestra película, pero ahí fuera las cosas funcionan de otra manera. Descartes apuntaba “Pienso, luego existo” y yo apuntillo “cuanto más piensas, menos eres”. No crean que esto es un delirio, pero teniéndolo en cuenta:

¿Y si enseñamos esto a los chavales? Se planteó un buen día un señor de traje y corbata.

Podríamos enseñarles a estar solamente en sus pensamientos, jugar e influir en su nivel mental, y olvidar los otros niveles, sí, esos que no interesa enseñar. Sentirse bien con uno mismo, escuchar su cuerpo, conocerse, amarse, respetarse, gestionar las relaciones; en definitiva lo que les pueda inducir a abrir horizontes y crecer en su desarrollo personal.

– Eso lo ponemos que queda bien, pero hacerme caso a mí, mejor no enseñárselo, no interesa.

¿Y el tiempo libre? Después del cole seguirán viéndose obligados a trabajar a nivel mental, no debemos dejar tiempo para la compensación, mejor no dejar que experimenten cosas por sí mismos, que no se sumerjan en la vida, que no sueñen, que no conozcan…

¿En las aulas? Evidentemente prohibiremos hablar en clase, que no se muevan, será obligatorio permanecer sentados, sin comunicarse, recibiendo informaciones mentales durante todo el día, les llenaremos el cerebro con cosas que no puedan cuestionar y que su memoria almacene, aunque sea para coger polvo. – ¿No sería eso anular la naturaleza del niño? ¡Se revelarán! – No te preocupes le haremos creer a todo el mundo que es bueno para ellos, tendrán que doblegarse. Y voy un poquito más allá; vamos a jugar con su confianza y con la presión de cuestionar su conocimiento; ¿Qué cómo? Señalaremos de rojo sus respuestas; y bien en grande el más mínimo error – ¿de rojo?- Sí, es un color lo suficientemente agresivo como para alarmar. Así está bien.

-Los maestros no aceptarán jamás, ellos conocen mejor a los niños que nosotros- Tal vez, pero somos nosotros quienes planificamos todo esto, a cada cual su función. – ¿Y en qué te basas? – En Descartes – ¿Quién es y qué dice ese señor? – No lo tengo muy claro, pero me suena que dice algo así como: “Pienso, luego tú me obedeces”.

“Delirios de un opositor frustrado con la ley”

Mirabel Alviz

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENTREVISTA jOSE FRANCISCO MORENO MORENO ATLETA TORREJONCILLANO

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15894958_1398262083539043_327164093575740734_n 17098390_1646599858699922_7318770179322697276_n 17190745_1648930795133495_5963857327438205887_n 17309567_1455693314443366_8075751596093617463_n 18157922_1501493736529990_4278754775041470131_n 18485867_1531433770221873_2026044611229011847_n 18922109_1552709538094296_701365342688002502_n 19225883_1567344063297510_5530784576576175189_n 19894737_1580819001930796_2439701894882462473_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN