La torrejoncillana Margarita Oliva toca el techo de África, el Kilimanjaro

Margarita Oliva Pérez nos narra su experiencia después de subir a la montaña más alta del continente africano.  Una aventura llena de emociones que nos narra con todo lujo de detalles. Como podréis comprobar en las imágenes que nos ha enviado tuvo la deferencia recordar sus raíces llevando hasta la cima la bandera de su pueblo.  

El Kilimanjaro es la montaña aislada más alta del mundo y el techo de África pero no por ello es necesario tener conocimientos técnicos en escalada para ascenderla. Aunque se puede llegar andando hasta la cima, las condiciones meteorológicas pueden ir en tu contra, así como la temida altitud.

Eligimos la ruta “Marango Route”, llamada por los turistas “Ruta de la Coca Cola”. Esta ruta comienza a una altitud de 1.700 metros, el paisaje es boscoso, húmedo y con mucha vegetación. Es fácil ver animales como monos y gacelas durante la ascensión. El dicho “POLE POLE” o sea “despacio despacio” en el idioma local Swahili, es la frase que nos acompaña en estas primeras horas del reto. Mantener un ritmo lento y pausado permite adaptarse gradualmente a la altura así como disfrutar del entorno.

En la primera etapa, después de unas 6 horas se llega a “Mandara Hut”, donde se hace noche a una altitud de 2.700 metros. El segundo día se deben ascender nuevamente 1.000 metros en 7 horas. El paisaje pasa de ser boscoso y húmedo en el inicio a seco y con poca vegetación en una segunda parte. Se hace noche en “Horombo Hut” a una altitud de 3.700 metros. Comenzamos a sufrir las inclemencias del tiempo dos horas antes de llegar al refugio. Comenzó a llover y justo al llegar al campamento nos saludó la primera nevada en Africa. A esta altitud las temperaturas durante la noche bajan notablemente pero durante el día y con el sol la temperatura volvió a ser bastante agradable, lo que nos permitó disfrutar de la jornada.

Pincha más para ver fotos de la ascensión.

Algunas personas deciden descansar en “Horombo Hut” un día para ir adaptándose a la altitud. No ha sido nuestro caso que decidimos continuar. El tercer día fue más duro que los primeros no sólo por la altitud, que no favorece en nada, sino también por las bajas temperaturas y la larga jornada a la que nos tuvimos que enfrentar.


Llegamos a las 15:00h a “Kibo Hut” a una altitud de 4.700m para lo que empleamos unas 6 horas, siendo el paisaje completamente desértico sin ningún tipo de vegetación. Una vez en el refugio es importante intentar descansar y dormir lo máximo posible, si la altitud lo permite, esa misma noche en torno a las 24:00h se inicia la ascensión para llegar a la cima!

Ha llegado la hora, salimos de noche sin ver prácticamente el camino a unos 10ºC bajo cero y teniendo por delante 7 horas en las que se debe ascender otros 1.000 metros con fuerte inclinación. A pesar de ser la etapa más dura, es la que más se recuerda, obviamente no sólo porque consigues hacer cumbre, sino también por todos los momentos que se viven. Al empezar la ascensión con nuestro guía y su ayudante, me sorprendió y sobrecogió el silencio que nos envolvía. Aunque había más gente que se estaba preparando para subir, no se oía nada. Mi sorpresa llegó a la media hora de estar subiendo, de repente nuestros guías empezaron a cantar canciones típicas africanas (los sones del Kili), en esos momentos me sentí emocionada porque era extraordinario ver como a pesar del esfuerzo que estábamos haciendo, ellos (los heroes) aún tenían ganas de cantar, es su forma de animarnos a continuar. Después de unas 5 horas subiendo llega finalmente una alegría llamada “Gilman´s Point”, la primera de las tres cimas que se hacen en la ascensión al Kilimanjaro y que se encuentra a 5.685 metros. Aquí y aún sabiendo que nos quedan 200 metros de ascensión, nos permitimos celebrar dicho logro con abrazos, besos, enhorabuenas y fotos entre todos los que llegamos prácticamente a la vez a dicho punto. La parada aquí es breve; no podemos estar mucho tiempo sin movernos ya que estamos a unos 20ºC bajo cero y aún no ha salido el sol. Continuamos la ascensión y justo coincidiendo con la salida del sol llegamos a la siguiente cima “Stella Point” a 5.756 metros. En este momento piensas que eres la persona más afortunada del mundo por poder disfrutar de un espectáculo maravilloso, saber que estás apunto de lograr el reto que te has marcado y ver segundo a segundo como va dejandose ver el sol en el horizonte. El sol nos saluda y nos permite ver y disfrutar del paisaje que tenemos a nuestro alrededor. A la derecha el cráter del volcán y a la izquierda las enormes placas de hielo del glaciar, lo que conocemos como “Las nieves perpetuas del Kilimanjaro”. Y de repente en medio de este pasillo que nos brinda la naturaleza, vemos a lo lejos el cartel que indica el punto más alto “Uhuru Peak” a 5.895 metros. Las emociones en nuestra cabeza se disparan, te olvidas de todo el esfuerzo realizado y del cansancio y comienzas a correr hacia la meta. En ese momento sientes que esta carrera que te has marcado la has ganado tu. Quieres abrazar a todo el mundo, compartir tu alegría con la gente y por supuesto hacerte la foto que te recordará que estuviste en el techo de África y que tu reto personal está cumplido. Poco a poco va pasando el efecto de la adrenalina y es cuando te dejas impregnar del paisaje, los colores y los olores. De repente te acuerdas de todos los tuyos que sabes que han estado animandote y empujandote para conseguirlo.


Ya más tranquilos y una vez asimilado que hemos conseguido nuestro reto, comienza el descenso. Emocionante también ya que descubrimos el camino que hemos hecho en la ascensión y que no hemos visto. La felicidad es total y vemos en las caras de todo el mundo una sonrisa de satisfacción permanente a pesar de que las fuerzas ya van flaqueando y el cansancio comienza a aparecer. En torno a las 11 de la mañana se llega a “Kibo Hut”, donde se come un poquito se descansa 1 hora y se continua descendiendo hasta “Horombo Hut” donde se hace noche. Al día siguiente temprano todo el equipo se pone en marcha para, en torno al medio día, acabar el descenso y llegar a la puerta de entrada del Parque Nacional del Kilimanjaro. A pesar de la felicidad nuestro corazón comienza a ponerse triste, la despedida de la montaña y del equipo que ha estado con nosotros compartiendo la experiencia ha llegado.

Quiero destacar que en el Kilimanjaro hay unos HEROES sin los cuales sería imposible conseguir llegar a la cima, ellos son los porteadores y guias que nos ayudan no sólo de una manera física, como es evidente, pues son ellos los que cargan con todo el material necesario para esos días, sino que también son un apoyo moral inmenso y nos demostraron y nos enseñaron que tiene una calidad humana envidiable y de la cual tenemos mucho que aprender. A pesar de no tener nada, tienen un corazón tan grande e irradian una felicidad tan sincera que te ponen frente a frente con la simplicidad de la vida. Te das cuenta que ésta es mucho más sencilla y que se necesita mucho menos de lo que nosotros creemos para vivirla y disfrutarla. Probablemente sin ellos no lo hubiera conseguido, me ayudaron a descubrime a mi misma sin adornos a mi alrededor y a valorar lo que importa de verdad, que son las personas y los estupendos paisajes que nos rodearon.

Margarita Oliva Pérez

About The Author

13 Comments

  1. Angel

    Bravo Marga,eres muy valiente,felicidades desde Tarragona ,besos

  2. lao

    Felicidades Marga a tu prima Lean y  ami nos a echo mucha ilusión como narras tu experiencia.Nos vemos en la Encamisa comiéndonos unas migas…saludos LAO
     
     
     

  3. Kantalgayo89

    ¡¡Enhorabuena Marga!! Me enseño tu madre el itinerario que teniais por la costa oriental de África y la verdad me moría de la envidia al ver todo lo que ibais a visitar ¡Tuvo que ser una experiencia inolvidable! Y llegar a la cima del Kilimanjaro tiene que ser una pasada. Enhorabuena de nuevo y si te animas a contar alguna etapa más del viaje por esta web estaría encantado de leerla. ¡Un saludo!

  4. Ricardo

    Enhorabuena y gracias por compartirlo con nosotros.

     

    Respecto a comentarios como los de «oiarzabal», lo mejor es no hacerles ni caso, votar negativo para que se pierdan ahí y ya esta. Aunque ahi sentado en el sofá yo también subo el EVEREST….

    Saludos

  5. Julita

    Enhorabuena a los dos. ¡Vaya envidia sana que me dais!. Un beso

  6. Paqui
  7. Enrique Santos

    DESDE MADRID: Enhorabuena Margarita: me siento orgulloso de tí, de ser tu amigo y vecino.

  8. Noelia

    Enhorabuena CAMPEONES!!! Enhorabuena a los dos!!!

  9. Chepe

    oiarzabal este artículo lo hemos catalogado dentro de las categorías de viajar, noticias y deportes. Creemos que es una noticia porque no todos los días sube un torrejoncillano al Kilimanjaro, sea por la ruta que sea. La ascensión a una cumbre como el Kilimanjaro la consideramos también dentro de la categoría deportes, amateur, por supuesto, pero deporte, como todos los deportes que se publican en esta página, por desgracia en Torrejoncillo no tenemos muchos deportistas que se ganen la vida con ello, pero no por ello hay que menospreciar su méritos. Y lo hemos catalogado dentro de la categoría viajar, porque nos parece un viaje apasionante.
    En la categoría de Torrejoncillanos por el mundo sólo tenemos un artículo y en ella nos gustaría contar cómo viven los torrejoncillanos que han tenido que irse a residir lejos del pueblo, por lo que este artículo no tendría cabida en esa sección.
    A Margarita le doy las gracias por qurerer compartir esta apasionante vivencia con nosotros y le animamos a que lo sigua haciendo en adelante, puesto que de esta manera el blog sería mucho más rico. El artículo es de máximo interes pues podéis comprobar las visitas que lleva en apenas unas horas publicado.
    A ti oirazabal, también te agradezco tu participación, a pesar de que no compartamos la mismo opinión. Pero para los gustos se hicieron los colores.

  10. Juanmi

    ¡ Enhorabuena Marga !

  11. oiarzabal

    Ya lo dice su nombre,Ruta de la Coca Cola, por la que ascienden al kilimanjaro mas del 80% de personas ya que su dificultad es minima…..asi que no me cuenten esto como si fuera una verdadera proeza, que esa ruta no es mas que una romeria de gente que sube y que baja…Asi que, en vez de vendernos esto como un merito deportivo deberiais venderlo como torrejoncillanos por el mundo.

  12. MUM

    Felicitar a Marga y agradecerle el habernos acercado a tan alta cima a través del relato de su aventura.
    Un saludo

  13. pepa

    Gracias,  Margarita por compartir con nosotros tu experiencia, que como se desprende de tu artículo ha sido muy intensa y emocionante. Estoy contigo en que lo que importa de verdad son las personas y el vivir en sintonía con la naturaleza que todo nos lo da a manos llenas. Todos deberíamos vivir experiencias similares para que nos diésemos cuenta que ser felices no es cuestión de grandes cosas, sino de sentirse bien con uno mismo y hacer la vida de los demás un poco más agradable.

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

8501_1100919256606662_7985538652026352525_n 17264556_1657673627592545_1303984336786536491_n 17498856_1672813009411940_6227090817233312769_n 17796162_1476484422364255_574744940093437214_n 18033357_1704442769582297_4008768752456506419_n 18622233_1522787644400599_8149241509885817558_n 20620779_1617480058283910_1391133559785558920_n 21151611_1860665343960038_1374274105626962848_n 22448211_1668138016532227_7900901440753179696_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN