Artur, el Caballero trasnochado.

Artur, el Caballero trasnochado.

artur_mas2Toda la noche me mantuvo despierta el gemido de las caracolas, aunque más bien lo que me quitó el sueño fueron los resultados del 27 S , cosa que me llevó a escribir desesperadamente mensajes en la arena. Mensajes náufragos al Caballero Artur, y que de sobra sé que no se molestará en recoger.

En el estado de ensoñación en el que me encontraba lo veía a usted, señor Mas, entre las brumas de Ávalon , queriendo remedar al  Rey Arturo , acompañado por  los Caballeros de la Tabla del Junts pel sí. Perdón, quise decir Artur, no vaya a ser que las tengamos por una simple o de nada. Esgrimía usted una excalibur con los colores de la estelada y se remiraba en el espejo de la noche su perfil independentista.

Y es que , señor mío, aspira usted a convertirse en el prohombre- insignia de la lucha por una Cataluña libre del yugo de España. No le voy a decir a qué me suena esto porque resulta más que evidente y hasta arcadas me dan.

Usted se gusta mucho a sí mismo, y que el espejo le haya descubierto a estas alturas de la vida su perfil  separatista, lo tiene muy alborotado. Hasta en su mirada nota una un cierto asco por todo lo español que me da hasta miedo, fíjese lo que le digo. Soy tan bravo que me alabo, que diría aquella abuela mía que un día partió siguiendo a su hija a aquella Cataluña, que era España, a cuidar de sus nietos  y que nos surtía de unas toallas de muy buena calidad que hacían en LLoret de Mar, porque los textiles, al César lo que es del César, como en Cataluña, ninguno.

Perdone que se lo diga, así tan de andar por casa, pero es que se le ha ido a usted la olla. Hubo un tiempo en que parecía estar centrado en resolver los problemas de esa Cataluña a la que tanto quiere; pero ahora no, ahora se quiere así mismo, y quiere llevar a su amada tierra, a la que estoy segura que amamos más que usted muchos españoles, a un estado de independencia un tanto extraña: Cataluña apartada de todo y de todos, como una entelequia flotando en el espacio. En fin, que usted cambia sus principios según le sopla el viento y esto me da bastante pena, pues resulta que ni los que abrazan su idea de independencia lo quieren como President de ese nuevo país de sus entretelas; y no lo quieren, porque se le ve el plumero. Usted no anda preocupado, o por lo menos lo disimula muy bien, por los problemas reales de los catalanes que, básicamente, son los que nos afectan a todos los españoles, y que se resumen en uno muy gordo: llegar a fin de mes con suelditos de miseria. Y ya le digo yo y se lo dicen muchos catalanes,  que como para soberanismos estamos, oiga. Además, si es que a mí me dicen ahora que vamos a fundar un país nuevo y me da una pereza del copón.

Perdónenme los lectores que a mí también se me va la olla con tanto despropósito , pero es que cada vez que me hablan de Mas me pongo mala. Yo , ya me conocen, soy muy básica y demasiado normalita, algo bruta en ocasiones, pero es que todo este barullo no lo entiendo muy bien; lo veo como una pataleta del jabato del honorable. ¡Con lo que ustedes han mamado de España y de los españoles! Toda esta obsesión soberanista me desgarra y me desmiembra, pues no concibo que al   país en el que sobrevivo le de usted semejante mordisco.

Pero en fin, todos tranquilos, que no me voy a poner a dar lecciones de qué debe pensar o sentir cada uno. Yo os diré que me siento un poco de cada sitio, porque, ante todo, soy ciudadana del mundo. Y miren, ni fronteras ni banderas, no me gusta que vayan acotando territorios porque dejan a la deriva a los más desprotegidos. Y deberíamos tener muy claro, sobre todo ustedes dos, Don Artur y Don Mariano, que andan ustedes muy perdiditos, que los mundos de Yupi no existen, ni Arcadia es tan idílica como la pintan.

A la gente normal, nos importa un bledo el soberanismo, lo que realmente es soberano para nosotros es poder vislumbrar un futuro amable en el que nuestros hijos, y los hijos de esos hijos, puedan proclamar con garantías, la república independiente de su casa.

Y después de una noche intensa de soberanismo y de no pegar ojo , he caído en un sueño profundo. Usted, señor Mas, ya no era ni sombra del Rey Artur, sino un náufrago soberanista remando a brazo partido encima de un pedazo de tierra que usted llevaba a la deriva. En el otro pedazo, hacía equilibrios aquel filósofo de la vida, intentando grabar en una tablilla cierta frase que pasará a los libros de proverbios: “Un got és un got i un plat és un plat”.

Mª José Vergel Vega

About The Author

1 Comment

  1. Mara Terrón Mendez

    Que pena de no estar hay para para verla,

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

TOROS DE TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

16002974_1596088463751062_5074102304025424640_n 16711568_1429065077125410_58464246027591575_n 17190745_1648930795133495_5963857327438205887_n 18221866_1519450201420230_1476940877845553111_n 18424091_1521938357838081_5475772758666770236_n 20770512_1614432661902763_3171091796355742785_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 24294421_1760520894014782_7142834956226634448_n 24296755_1734625509902697_5826004662597945221_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN