Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

TENED POR ARMAS LA CULTURA…

A la memoria de Don Francisco Moreno Vidal, Alcalde Republicano que fue de este pueblo, y a su hermana, María Moreno Vidal, mi abuela, que tanto sufrió por la muerte injusta de su hermano. Y también a todos los maestros, republicanos o no, hombres y mujeres de bien, que cada día empuñan, como única arma, la cultura”.

La Segunda República realizó una importante obra de dinamización cultural. Eran conscientes de la importancia que la elevación del nivel educativo de la población tenía para consolidar los comportamientos democráticos, por ello, los políticos republicanos se embarcaron en una amplia tarea de mejora de la Escuela Pública. Por otra parte, los preceptos constitucionales arrebataban a la Iglesia su capacidad docente, poniendo todo su afán en hacer posible una educación laica, despojada del más mínimo poso de fanatismo religioso. La creación de los Centros Obreros y Casas del Pueblo, llevó aparejada, tanto el reforzamiento de la función educativa, cuanto la difusión cultural entre las filas del proletariado. En esos centros existían bibliotecas y se organizaban ciclos de conferencias.

Una de las primeras medidas que adoptó el nuevo régimen fue la de observar con todo rigor el problema de la enseñanza”. En Torrejoncillo, las corporaciones republicanas, tenían muy claro que había que modernizar las escuelas. En un acta de una Sesión Extraordinaria de 19 de Mayo de 1931, se recogen las peticiones que hacen al Ayuntamiento las Sociedades Obreras, entre las que destaca ésta: “Que se nombre un Inspector de Escuelas para el estricto cumplimiento del deber de los maestros y la obligación de los niños a la asistencia a las mismas, así como, elevar una solicitud al Sr. Ministro de Instrucción Pública, para que aparezca un decreto autorizando la instrucción laica y socialista en dichas escuelas…Revisión del Ayuntamiento de la Dictadura en la que se han excluido del Impuesto de Utilidades y Contribuciones al Estado, a ciertos edificios como casas destinadas a Colegio, Curatos, Círculos de Recreo y otras análogas, para que éstas vuelvan a pagar lo que les corresponde por su parte legal a la Hacienda”.

En Sesión Extraordinaria de 7 de Abril de 1931, ya el Ayuntamiento se había adelantado en cierta forma a lo que pedían los obreros, pues acordaron por unanimidad solicitar “…de la Dirección General de Primera Enseñanza, la rectificación de la R.O. …puesto que a este pueblo le corresponden seis escuelas, tres de cada sexo, y sólo tiene en la actualidad cuatro, dos de cada sexo…” Después de muchas reclamaciones y papeleo, se consiguió que se concedieran dos escuelas unitarias más, una de niños y otra de niñas, pues para los republicanos, tan importante era la educación de los unos como la de las otras.

La República dotó de la importancia que se merecía a la figura del maestro y de la maestra, sobre todo a esta última, pues en la época del Directorio de Primo de Rivera, las maestras se veían obligadas a firmar contratos que hoy nos dan risa: a parte de demostrar tener una conducta moral intachable no podían andar en compañía de hombres, debían estar en casa entre las seis de la tarde y las seis de la mañana, salvo si tenían que atender alguna función escolar; no podían entrar en los bares; tenían terminantemente prohibido salir del pueblo sin permiso firmado de puño y letra por el Sr. Alcalde; por supuesto no podían fumar ni beber alcohol; no podían viajar en coche en compañía de ningún hombre, excepto que fuera éste su padre o su hermano; debían vestir recatadamente y enseñar la menos carne posible, llevar el pelo al natural y no usar nunca maquillaje; estaban obligadas a llevar enaguas y debían barrer y fregar el aula todos los días…etc, etc.

De risa, ¿verdad?, pues mientras lo estaba escribiendo me estaba acordando de lo que les descuentan de su nómina a las enfermeras de una clínica gaditana, creo, por negarse a llevar la faldita y la cofia que el señor director les exige. Pero en fin, que estábamos con los maestros y maestras de la República. La figura de estos profesionales era considerada de vital importancia para conseguir arraigar en todos los pueblos de España el espíritu democrático. Sus peticiones eran escuchadas por las corporaciones municipales y ponían de su parte lo que estaba en sus manos para llevarlas a cabo, por ejemplo, el 13 de Junio de 1931, los maestros y maestras de las Escuelas de Torrejoncillo pidieron a la Corporación Republicana que “ debido al excesivo calor las clases se impartieran de 7 a 12 de la mañana” , la Corporación desestimó la petición, alegando que : “ la única variación que puede introducirse en el horario de clases, es que por la tarde se realice de 16 a 18 y no de 15 a 17 como hasta la fecha, por resultar que con la propuesta de sesión única no es posible que las madres puedan tener debidamente atendidos a sus hijos…” En la negación del Ayuntamiento va implícito otro de los puntos clave de la República, y es el reconocimiento del trabajo de las mujeres fuera de casa.

Se ha hablado mucho de la radicalidad de los dirigentes republicanos, algunos los consideraban unos vándalos que entraron a saco en los Ayuntamientos y se cargaron todo lo que se había hecho anteriormente. Desde mi punto de vista esto no es del todo cierto. Sí es verdad que en su afán por conseguir una España democrática y laica quisieron terminar, quizá un tanto visceralmente, con muchos de los símbolos anteriores: intronizaciones de la imagen del Sagrado Corazón, retirada de la Cruz del Cementerio y denominación del mismo como Civil y no Católico como hasta la fecha, construcción de una lápida conmemorativa del advenimiento de la República, etc. A propósito del Cementerio hay una anécdota curiosa y es que siendo alcalde el republicano-socialista Don Francisco Moreno Vidal, llegó una instancia al Ayuntamiento solicitando se concediera una data en el cementerio católico de este pueblo, el Secretario pasó dicha petición a la consideración del Alcalde, y éste haciendo gala de la inteligencia irónica que poseía en grado sumo, dijo al Secretario que contestara al peticionario que no se le podía conceder dicha data porque sencillamente en este pueblo nuestro no había ningún cementerio católico. Y es que la cuestión laica era para Don Francisco intocable y claro, cuando la maestra Doña Prudencia Batuecas le pidió una subvención para seguir manteniendo su escuela privada, el Alcalde le puso la condición de que si dejaba de enseñar religión en sus clases le daba el dinero; pero Doña Prudencia era un hueso duro de roer, una maestra muy a la antigua usanza, por lo que se negó en rotundo a cumplir la voluntad del Alcalde, el paso siguiente fue, por supuesto, la retirada de la subvención municipal. En otros aspectos no era tan radical, así, el Ayuntamiento republicano siguió manteniendo la Cantina Escolar, creada en tiempos del Directorio por la maestra y concejala, Doña Esther de la Peña Angulo.

Doña Esther era maestra de una de las escuelas de niñas en la época del Directorio Militar de Miguel Primo de Rivera. Tal era el carisma de esta maestra, que llegó a ser la única concejala, los demás eran hombres, del Ayuntamiento de Torrejoncillo. Aprovechando su tribuna política, pedía lo que en justicia ella creía que le hacía falta a la educación en Torrejoncillo: más aulas de Instrucción Primaria, tanto para niños como para niñas, y a ella se debe la creación de un comedor escolar o Cantina para que pudieran comer en él los niños y niñas pobres que asistían a la escuela, consiguiendo que fuera inaugurado en 1926, institución que el Ayuntamiento republicano consideró primordial para que los niños y niñas estuvieran bien alimentados, por lo que el Ayuntamiento se encargó con especial celo de que la Cantina Escolar contara con la subvención adecuada, así por ejemplo en sesión de 24 de Junio de 1933 se le concede una subvención de 2000 pesetas, que no está nada mal para la época. Y no sólo les preocupó que los alumnos estuvieran bien alimentados, sino que también velaron por que estuvieran sanos, por ello se acordó en pleno el 16 de Diciembre de 1933 pagar un odontólogo para que revisara a los niños y niñas que asistían a las escuelas una vez por semana.

En fin, unas veces con más acierto y otras con menos, el Ayuntamiento de Don Francisco lo que pretendía en el ámbito de la educación era conseguir una educación integral de los niños y de las niñas, enseñándoles lo mismo a unos y a otras, para ello se introdujeron algunas novedades en las escuelas como la colocación de enchufes para que en las escuelas se proyectara cine escolar que daba muy buenos resultados a nivel educativo. También los escolares eran parte importante en la celebración del Día de la República, para que os hagáis una idea, estos fueron los festejos del 14 de Abril de 1932:

“Recepción en el Ayuntamiento a las diez de la mañana, visita a las lápidas de las calles Galán y García Hernández para rendir a los mártires de la libertad un homenaje de admiración y respeto a cuyo acto asistirán todas las autoridades precedidas de los niños y niñas de las Escuelas que con sus respectivos maestros a la cabeza cantarán himnos patrióticos alusivos al acto, llevando todos ellos lazos de cintas de los colores nacionales y dos banderas que llevarán un niño y una niña, regresando después a la plaza pública en donde cantarán de nuevo los niños y desde el balcón principal del Ayuntamiento, un niño leerá unas cuartillas alusivas a la conmemoración del advenimiento de la República y una niña leerá versos del inmortal Zorrilla, terminándose las fiestas de la mañana con un convite a las autoridades y a los Maestros nacionales, y por la noche se quemarán vistosos fuegos artificiales en la fachada de la Casa Consistorial…

Por si alguien siente la curiosidad de saber cuál era el Himno Escolar Republicano, lo reproduzco a continuación. Este himno era cantado aprovechando la música de La Marsellesa y fue compuesto por José Plá Arnandis.

I
Vengamos niños a la Escuela,
Con fe y constancia sin igual;
Que el Maestro guía nuestros pasos,
Con cariño siempre paternal (bis).
Y al calor de invicta bandera
Conquistemos nuestra libertad,
Y haced que España sea siempre
Cuna amorosa de fraternidad.

Los libros estudiad,
Tenedles afición,
Venid, venid,
Con fe y amor,
Gritando ¡Libertad!
Gritando ¡Libertad!

II
Pueblo que olvide sus Escuelas,
Jamás espere salvación;
Es cual torre que el aire doblega,
Es cual nave que va sin timón (bis).
Guerra a muerte a la tiranía,
Enemiga de la libertad;
Tened por armas la cultura
Y veremos a España triunfar.

Constancia en el estudio,
Amor al Profesor,
Seguid, seguid,
Marcha triunfal
Cantando siempre ¡Paz! (Bis)

Enlace al tema creado sobre el artículo en el foro

GestoPyme promociona a TTN

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019