Un deseo, que el amor por la virgen sera perenne todo el año

Un deseo, que el amor por la virgen sera perenne todo el año
Juan Sánchez Clemente fue la encargada del dar el Pregón de La Encamisá 2015
La pregonera junto a su marido el día de la ofrenda

La pregonera junto a su marido el día de la ofrenda

Pasadas las nueve de la noche dio inicio el Pregón de La Encamisá 2015, conducido como es habitual, por dos niños de sexto de primaria del CEIP Batalla de Pavía, en esta ocasión los presentadores fueron Raquel Cordón y Pablo López.

Esta vez los consejos y recomendaciones llegaron del Presidente de la Junta Directiva de Paladines, D. Pedro Damian Alviz, quien abría oficialmente las fiestas con su discurso, seguido del Sr. Alcalde, D. Moisés Leví Paniagua, que aprovechó su turno para dar la bienvenida a todos los que en estas fechas nos acompañan, así como para desear suerte a pregonera, oferente y mayordoma en el cometido que tenía asignado en estas fechas tan señaladas para nuestro pueblo.

A partir de entonces todos los focos se centraron en la Pregonera del año 2015, Dña. Juana Sánchez Clemente, médico de atención primaria en el consultorio de Membrío, la cual cuenta con una preparación extensa y compatibiliza con labores de voluntariado en ONG’s además de disfrutar de su familia cuando el tiempo se los permite .

Arrancó como terminó, tranquila, serena; como si aquello de hablar ante un auditorio fuese su labor diaria, dedicando las palabras que a continuación salieran de su boca a sus padres y a sus abuelas,  aquellos que la habían visto crecer y forjarse en la vida.

Antes de entrar en materia se detuvo en la fecha que marcaba el calendario, 5 de diciembre, Día Internacional del Voluntariado, poniendo en valor el trabajo de todas aquellas personas que dedican su tiempo hacia los demás y en particular, a las distintas directivas de Paladines, que desarrollan una labor en silencio, no siempre reconocida y a los que agradecía que se hubieran acordado de ella para que esa noche tuviese en inmenso honor de estar allí subida.

Aficionada a la lectura y a la pintura, no quiso pasar por alto en su pregón la presencia de la imagen de la Inmaculada en los cuadros de los más admirados pintores, Zurbarán, Murillo… y tantos y tantos otros hasta llegar a nuestra época, la llamada era digital, con la presencia de la virgen un cuadro realizado con teclado y ratón por Isabel Guerra como símbolo de la juventud católica en España este verano de 2015.

Calificaba a María como «sublime y ejemplar» antes de calificarla como mujer preocupada por los demás, tarea que compartía con ella debido a su profesión, la que cada día le ofrecía la oportunidad y el reto de mejorar la salud de cuantos le demandaban.

La palabra Encamisá le evoca dos recuerdos, dos lugares; la calle Coria y San Antonio. El primero por ser la vía donde está ubicada su casa, la de toda la vida y el segundo porque desde allí salían los cuatro caballos aparejados todos los años para ir a la procesión desde pequeña. Luego llegaron los estudios o el trabajo, lo que provocó alguna ausencia la noche del 7 de diciembre, ausencia física, que no de corazón. Y una última etapa que ha podido disfrutar con su marido e hijas haciéndolos partícipes de esta fiesta tan torrejoncillana.

La pregonera no quiso pasar por alto el Año Santo que comenzaba el Día de la Pura, 8 de diciembre y que se extiende hasta el 20 de noviembre de 2016. Denominado «Jubileo de la Misericordia» abierto por el Papa Francisco, para que fuese un año dedicado a sentir compasión por los que sufren y prestarles ayuda.

Terminó su pregón con un deseo y una plegaria. El deseo que el amor de Torrejoncillo a la virgen sera «perenne» todo el año y no sólo en estas fechas que nos rodean. La plegaria a María por su pueblo y su gente.

Al terminar el acto, la asociación de Paladines de La Encamisá entregó un detalle de recuerdo por su pregón a Juana.

A continuación os dejamos la retransmisión completa del Pregón.

GestoPyme promociona a TTN

About The Author