Tarde triunfal para Emilio de Justo en la que sufre una cornada

Tarde triunfal para Emilio de Justo en la que sufre una cornada
Foto: Gloria Gil. Momento en el que Emilo es subido a la ambulancia

Foto: Gloria Gil. Momento en el que Emilo es subido a la ambulancia

El espada torrejoncillano Emilio de Justo, el pasado 31 de agosto, se hacía con un total de cinco orejas en la localidad del Casar de Cáceres, emocionando a los aficionados con su forma de concebir el toreo. Ya tenía tres triunfos en su haber el diestro de Torrejoncillo, cuando llegó el culmen con el quinto de la tarde. Tras sufrir una grave cornada y pasar por enfermería, el matador de toros salió de nuevo al ruedo a desarrollar el tercio de muleta y a dar muerte al animal con una certera y contundente estocada. Se lidiaron toros de la ganadería de Urcola (Victorino Martín). Completaba el cartel el diestro cacereño Jairo Miguel, que también tocó pelo, dos orejas en el sexto de la tarde. Resultó una triunfal tarde con siete apéndices repartidos entre los dos espadas.

La Crónica

El matador de toros torrejoncillano, Emilio de Justo, el pasado sábado, 31 de agosto se acartelaba una tarde más en la localidad cacereña de Casar de Cáceres. En esta ocasión, compartía cartel con otro torero de la tierra, Jairo Miguel y se lidiaban toros de la ganadería de Urcola (Victorino Martín). Un festejo taurino importante para el Casar, su plaza de toros y su afición, puesto que se celebraba, en estas Fiestas del Ramo 2013, la primera corrida de toros de la historia desde que se inaugurara en el año 2009.

En este mano a mano entre Emilio de Justo y Jairo Miguel se entregaron siete apéndices de los astados del envío del hierro de Urcola de la ganadería de Victorino Martín; dos de ellos fueron para Jairo Miguel, y pudieron llegar a más si el diestro no hubiera fallado con los aceros en los dos primeros de su lote.

Tras el paseíllo, se abrió la puerta de toriles para que saliera el primero de la tarde, Gambito, para Emilio de Justo. Llegaron al público las verónicas del matador de toros de Torrejoncillo, los quites por chicuelinas y esa forma templada de llevar al toro y sin abandonar el estilo clásico que tanto caracteriza a De Justo. Vimos éxito en los pases de muleta por la derecha y otros por la izquierda con los que los aficionados se entregaron. Con un estoque certero tras una buena faena, llegaban las dos primeras orejas de la tarde. “La del primer toro fue una faena importante para mí, la que más de las tres, expuse mucho y cuando le bajé la mano transmitió el animal. Por el lado izquierdo también le arranqué muletazos buenos y lo maté bien”, declara Emilio de Justo.

Jairo Miguel con el segundo puso mucho por su parte, estando siempre por encima del astado. Consigue buenas suertes con el capote y la muleta, entre ellos, varios derechazos y naturales con las que animó al tendido. Se anima en el tercio de banderillas poniéndolas él mismo. Pierde los trofeos por su fallo con la espada, tres pinchazos. Recibe una fuerte ovación.

Fotografía: Gloria Gil. Toro en los corrales antes de la lidia.

Fotografía: Gloria Gil. Toro en los corrales antes de la lidia.

Con el tercer toro de nombre Parrillo vemos un brindis por parte de Emilio de Justo a Higinio, un buen aficionado cacereño y fiel seguidor del torero desde que este comenzara su andadura como novillero. Brinda el toro y unas bonitas palabras por su continuo apoyo a lo largo de la carrera, también le da ánimos por la enfermedad por la que pasa. Emocionante la reacción de Higinio y gestos de agradecimiento por parte de toda la familia que le acompañaba en las gradas. Este animal se paró más, sin embargo, no impidió que ofreciera una faena cuanto menos variada. Oreja con fuerte petición de la segunda. De Justo: “Tuvo menos arranque que el primero pero, aun así, también creo que estuve entregado y le hice un buen inicio de faena y algunos muletazos tuvieron importancia”.

El segundo del lote de Jairo Miguel le dio pocas opciones al matador de toros, convirtiéndose en el peor de la tarde y siendo despedido con pitos por parte del público asistente a la plaza del Casar de Cáceres. Abrilito fue imposible, no dejó opciones al diestro. El hijo del también torero Sánchez Cáceres, con mucho esfuerzo por su parte, dejó unos muletazos por bajo y pases tranquilos. También erró con el acero. Recibe palmas del público.

Fotografía: Diario Hoy. Momento de la cogida en el quinto de la tarde.

Fotografía: Diario Hoy. Momento de la cogida en el quinto de la tarde.

Fue con el quinto de la tarde con el que llegaron los nervios de todos los asistentes. Tras ver suertes de capote como bonitas verónicas acabando en revoleras, el toro negro y bien colocado de pitones de Urcola, de nombre Jerezano, enviste al torero de Torrejoncillo, produciéndole una cornada de dos trayectorias de 20 y 5 centímetros y causándole bastante destrozo muscular. Tras pasar por enfermería, el diestro decide salir al ruedo para continuar la faena. Disfrutamos de un Emilio de Justo que, a pesar de la cojera, se vio muy torero y valiente, con algunos ayudados importantes. Cerró con una gran estocada que le llevaron a dos orejas más y una fuerte ovación. “El que me hirió desarrolló más sentido por el tiempo que estuvo la lidia parada y el desorden que se creó. El gesto de salir herido y ponerme con la muleta y matarlo bien tuvo importancia”, explica De Justo.

Sexto, Perezosillo no hizo honor a su nombre, al contrario, fue el único en ser premiado con vuelta al ruedo. Por fin, con este último, Jairo Miguel pudo ofrecer un toreo de arte, acompañado por palmas y fuertes “olés”. Estuvo bien en banderillas y dio cuenta de ser un buen torero en los diferentes tercios en los que dejó variedad de suertes. El cacereño mató con una estocada un poco trasera pero le valió las dos orejas sacándolo por puerta grande.

Importante éxito el de los toreros en esta tarde importante en la historia del coso taurino de Casar de Cáceres. Buen sabor de boca el que también se llevó el ganadero Victorino Marín.

FICHA DEL FESTEJO:

Mano a mano entre Emilio de Justo y Jairo Miguel, en la plaza de toros de Casar de Cáceres, se lidiaron seis toros de la ganadería de Victorino Martín, del hierro Urcola. Ejemplares bien presentados, destacaron el primero y el sexto, que fue premiado con vuelta al ruedo.
Emilio de Justo: dos orejas, oreja (con petición de la segunda) y dos orejas.
Jairo Miguel: fuerte ovación, palmas y dos orejas.

EMILIO DE JUSTO Y EL CASAR DE CÁCERES

El matador de toros Emilio de Justo llegaba al coso taurino del Casar de Cáceres por segunda vez, ya que en la inauguración de la Plaza de toros en el 8 de septiembre de 2009 lo había hecho en un festival en el que indultó a un novillo, de la ganadería de Guadalest, de modo que logró así llevarse de allí dos orejas y un rabo simbólicos. El torrejoncillano sigue dejando muy buenas sensaciones en sus apariciones en Casar de Cáceres. Y en estas Fiestas del Ramo 2013 no fue menos, dio cuentas de que quiere seguir abriéndose puertas en este mundo del toreo.

Foto: Diario Hoy. Momento en el que la cuadrilla conduce a Emilio a la Enfermería

Foto: Diario Hoy. Momento en el que la cuadrilla conduce a Emilio a la Enfermería

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

TOROS DE TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

12642693_1254956381187184_5320801013031786930_n 15826533_1389773134387938_3821737624650683951_n 17190431_1453058764726041_2750691501141677693_n 19260401_1565203796844870_8450041094651993517_n 19598570_1578608212171095_171361750214203742_n 22050137_1656449894367706_2088092676251615023_n 22309014_1909053259121246_6831633583190213897_n 22815158_1679156595430369_3826083060979524515_n 22894157_1683284338350928_5318469112051155075_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN