Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

Los cuadernos de Julia

Ya sé que esto de hurgar en lo que no es de uno no está nada bien, pero hay veces que la curiosidad me puede y esta mañana  no  he podido resistirme a  abrir un cuaderno de florecitas, monísimo,  que Julita había dejado encima de la mesa de la cocina, dentro había un epígrafe que decía:

 “Recortes con sensibilidad o de qué se ríe Don Mariano con esa sonrisa bobalicona”

Una ve este título y lo que le pide el cuerpo es leer sin parar, amén de pensar que a esta niña le ha dado ahora por escribir comedias de enredo, muy acordes, por otra parte, con  los tiempos que corren.

 No quiero ni pensar la que me va  montar Julita cuando descubra que moralmente no soy el mejor ejemplo, yo que siempre le digo que no hay que ser cotilla;  pero bueno, ya me las apañaré y si no , que reclame a TTN.

Transcribo literalmente:

Yo sólo sé que no sé nada, que entre tanta gilipollez como sueltan por esas boquitas estos politicastros -que vaya a saber usted si no nos los merecemos, lo digo porque nos aguantamos con todo- a mí,  lo único que me pide el cuerpo, es hacer mutis por el foro haciendo un corte de mangas colosal. Pues no que nos sale Don Mariano con que su gobierno lo que hace son “ajustes con sensibilidad”. Amén, dan ganas de decir.

¡Toma ya! Cualquier día, para justificar el cierre de alguna urgencia o algún ala de algún hospital, nos colocan un anuncio que diga:

  ¡Tóquese usted la mandolina y relájase , por dios, no hay motivos para que sufra usted un ataque de ansiedad; también puede usted apuntarse, si lo precisa, a unas buenas clases de yoga  que adormecen la mente y sanan el alma!

Si llegara este supuesto, agárrese inmediatamente al mando a distancia y haga zapping ipso facto y no se confíe,  porque esa sonrisa y esa barba en flor venida a menos, no se borran por mucha concentración que usted sea capaz de conseguir y, por muchas sesiones de gimnasia oriental  a las que se apunte.

¡Que le hablen de sensibilidad al que ha sido desahuciado de la casa que le costó sudor y lágrimas, al que ha sido estafado por los bancos, al que no sabe qué hacer con su familia cuando dejen de pagarle los 400 euros de nada que aún tiene la suerte de percibir!

¡Que le pregunten al enfermo condenado al repago, y al que todavía está sano y que se pasa el día con los dedos cruzados pidiéndole a la Virgencita de Todas las Calamidades, que lo deje como está, o que cuando le venga, le venga directa!

¡Que le pregunten a los funcionarios y trabajadores en general que ni tienen paga extra , ni saben si mañana les meterán pal cuerpo un expediente de regulación  que los deje temblando en la inhóspita calle!

¡Que le pregunten a los autónomos que tienen que hacer virguerías para abrir cada día sus negocios, vendiendo una mierda!

 Y a ninguno de éstos, y otros muchos que me callo,  jamás de los jamases, les ha llegado un “Bárcenas” con  un sobrenatural sobresueldo de miles y miles de euros; entre otras cosas, porque a los decentes no nos tientan con esos sobres del diablo.

En fin, que si una suma todos los recortes , que mira que la operación va siendo ya complicada, sobre todo si una no se lleva bien con las matemáticas, pues que me quedaría sin páginas en este cuaderno de florecitas que tanto me gusta, y en el que yo quería escribir cursis poemas de amor al sandokán rubio del Yoni, que ni caso que me hace, pero eso a nadie le importa… Pero, lo que son las cosas, tuvo que cruzarse en mi camino ese tal Don Mariano, flor de santidad,  y ya ven lo que escribo.

¡Ay, Don Mariano, qué amargadito lo veo y qué amargadita que me tiene! Que me da a mí  que lo que usted y su troupe realmente quieren es recortarnos la libertad y con ella las ganas de vivir! ¡Pues ándese con ojo, porque en mí, les ha salido un hueso duro de roer! ¡Soy pequeña, pero no tonta!

¡Y le digo más, eh! Estoy por asegurar que si a mí no me visitan las musas últimamente , y tengo que escribir estas cosas en un cuaderno de florecitas,  es porque seguro que se las ha ingeniado usted o ese Wert para practicarles un ERE y mandarlas a la cola del paro, que ya es lo que nos faltaba; porque los demás lo tendremos crudo para encontrar un trabajo “decente”, pero es que estas pobres no pasan ni una entrevista, sobre todo si les cae en suerte la plañidera de Soraya…

Resumiendo, que estamos hartos de ladrones, que están acabando con las pocas fuerzas que nos quedan para seguir adelante; que con todo esto ya no me reconozco, que digo hasta palabrotas, que me cuesta hasta escribir y que me da por pensar, porque una tiene sus horas bajas, que esto no  es vida, ¡qué va a ser esto vida!, si cuando me siento tocada por los versos me río en mi cara y en la cara de las musas…¿pero con qué jeta voy a escribir eso, pero qué entusiasmo, ni qué esperanza, ni qué amor sobre hojuelas…

Nos quieren callados como muertos, pero si algo vamos aprendiendo es que lo que no vale de nada es callarse y no nos podemos permitir caer en la desazón; porque visto está, que la única hoja de ruta que sigue este gobierno es matarnos la esperanza; por eso, a ver si se enteran de que estamos hasta los mismísimos bemoles de que nos toquen los susodichos.

Y pese a quien le pese, porque a los siniestros esto les pesa mucho, nos habitan en lo más profundo la ESPERANZA y la UTOPÍA. Entre todos podemos levantar murallas indestructibles contra aquellos que quieren hacernos menos personas, contra aquellos que nos están empujando, literalmente en muchos casos, a saltar al vacío.

¡Ay, don Mariano! Hay veces que me cuesta no tirar la toalla, bien lo sabe usted que entiende de sensibilidades. Para colmo, de un tiempo a esta parte se nos mueren los mejores.

¿Me puede usted decir que voy a hacer yo sin mi García Calvo, sin mi Guillén, sin mi Miliki…sin mi Curro Jiménez?…Porque está la cosa , óigame usted,  como para echarse al monte …

Pero no me sufra usted, hombre, que para todo hay solución, menos para la muerte que decía mi abuela; así que, estoy pensando en colgarme este cartelito al cuello y echarme , no al monte, sino a la calle, para recortar a la gente las ganas de claudicar y de llorar por los rincones:

“Prohibido morirse a los payasos, a los actores, a los cantautores, a los poetas, a los tipos y tipas con corazón XXL y en general, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a los que les queden sueños por cumplir”.

Mª José Vergel Vega

About The Author

1 Comment

  1. José Luis

    Bueno en tu texto no han influído los recortes ¡menos mal! Pobre Julita en qué entuerto la hemos metido y del que todos tenemos que ayudarla a salir. Lo conseguiremos porque ninguna Julita se lo merece.
     

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019