Pero qué público tan bueno tengo

Charo Alonso-digitalextremadura.com

Publicado el Martes, 27 septiembre 2011

Lo de mis lectores es de lo más variopinto. Hay quién dice que sólo le gusto cuando hablo de mis hermanos, quienes afirman contritos que gracias a mí pasarán a la historia como los sádicos de la matanza de Texas con desbrozadora, y ya conspiran para robarme la primogenitura. También los hay que sólo se inclinan ante las artes de mi tabernero, sí, señores, he creado un monstruo, dentro de poco esta columna la escribirá él si dejan los parroquianos de pedirle esos pinchos que pretendo hacer famosos. Amén de mis amigos de Torrejoncillo, a quienes tengo mal acostumbrados por aquello de que es mi rincón y mi gente favorita y por otro, por otro mis amigas las feministas que no soportan que hable del estilismo de las políticas y me acusan, con razón, de escorarme peligrosamente hacia la crónica rosa. Como ven, hay opiniones para todos los gustos, pero la que más me idem es la que afirma sin sonrojo que lo mío es glosar a los dictadores sátrapas y a los intentos poéticos de Zapatero. Claro que dicho lector preclaro se pregunta qué pasará cuando a mis amigos los Chaves, Gadaffi, Silvio y Strauss Kanh se les acabe su ratito de gloria y el de León se vaya a recluir en su retiro castellano. Pos sí. Me veo proclamando las virtudes del recorte, meneando las manos como Rubalcaba, añorando la cachaza patrimonial de Bono y esperando que Esperanza Aguirre le dé un poco de marcha a la cosa. Si tengo que pasarme toda una legislatura esperando que el gallego baje o suba la escalera, malo, menos mal que nos queda Cospedal, porque lo que es el resto, me los imagino atrincherados en sus cuarteles autonómicos con la cuentas del Gran Capitán y decisiones tan resentidas como negarse a aceptar una canción de Labordeta como himno oficial de Aragón. La laca es mala consejera en dosis altas, señora Rudí, tener nombre de heroína de zarzuela no exime de apreciar el talento del que no piensa como uno. En este país somos tan cucos a veces que hasta los presos de ETA, que no han tenido otro momento con la cantidad de rato que le sobra a uno en la trena, aprovechan el vacío de poder y el hecho de que el país esté en Babia –lo digo por Zapatero, claro- para enviar un mensaje histórico. Que conste que hay que valorarlo en su justa medida con alegría y también con las consabidas reservas: podían haber aprovechado otro rato, y además, eso de amnistía para todos me parece como que demasiado. Perdonen la frivolidad, pero ya puestos a pedir… a ver si cuela. Esperemos que no se deje nadie cegar por el entusiasmo, la verdad, hay comunicados que tienen su importancia histórica –y este la tiene, por supuesto- aunque de ahí a montar borrón y cuenta nueva, pues, qué quieren que les diga, como que no. A lo mejor es que entre mis muchos defectos está el de ser una resentida.

Es que esto de la memoria a corto plazo, la memoria histórica, la histérica y la que mi hija no le quiere aplicar a las tablas de multiplicar no va con la política. La política es la ciencia de lo inmediato. Lo que hoy es blanco mañana es verde y tan contentos. La constancia sólo se aplica a los que se niegan a darle un gusto a los palestinos en vez de las históricas largas de siempre, la constancia sólo se ve en esas sucesiones ad infinitud que se van a montar Putin y Mendeyed… tú de presidente y yo de primer ministro, qué solución tan democrática es para matar de envidia a Berlusconni y darle ideas al señor Clinton ¿Qué tal de  vicepresidente de su santa esposa cuando ya no pueda presentarse por ley Obama? Al final, como dicen mis lectoras siempre acabo hablando de los mismos. Y eso que no he reparado en la renovada y nada lacrimosa imagen de Carmen Chacón dispuesta a dar guerra dentro de un tiempito, y eso que no me he leído el Hola de esta semana… qué quieren que les diga, a mí ya tanto rollo familiar de portada me aburre. Prefiero irme a la sección de deportes, estoy tan concienciada con eso de retransmitir el fútbol desde un bar que me pregunto si por aquí no hemos perdido un tanto el norte, digo, el dial. Qué país, y luego me acusa mi respetable público de dedicarme al patio internacional, es que el nacional no me cabe en una columna semanal, mis queridos, mis fantásticos lectores ¿Les he dado las gracias alguna vez por leerme?

Charo Alonso.

GestoPyme promociona a TTN

About The Author

COMERCIO EN TORREJONCILLO Y VALDENCÍN

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

16266057_1410010982364153_7650417792444783634_n 16649422_1436821426349775_4424622222770633374_n 16711596_1434431536588764_5207223858942389840_n 17190745_1648930795133495_5963857327438205887_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 18118846_1711073932252514_2170199419524802258_n 18199474_1518483661516884_2531463138105278406_n 18485837_1529564123742171_3343820100787509595_n 19598570_1578608212171095_171361750214203742_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN