Nuestras costumbres

Nuestras costumbres

Rosa-Maria-LópezLos pueblos de Extremadura hierven de actividad durante los meses de enero y febrero. De los 222 pueblos de la provincia de Cáceres y los 164 de la de Badajoz, muchos están en fiestas en este mes de febrero. Es como si tuvieran prisa por despojarse del caparazón inerte del invierno para despertar a la vida, como las mimosas que, con sus brotes en el segundo mes del año, son las primeras en anunciarnos que lo peor de la estación fría quedó atrás y se aproxima la primavera. Los que más lo estarán deseando serán los del Norte (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco) que han presenciado, aterrados, como el mar destrozaba diques, edificios, barcos, engullía vidas, quizá de curiosos que arriesgaban más de la cuenta para lograr esa fotografía que luego colgarían en la red, pero vidas al fin y al cabo.

Hay quien prefiere el invierno. Yo no. Al igual que los lagartos, renazco con la primavera, el sol, los días largos y luminosos del verano, con esas tardes estivales casi eternas, y las noches al fresco contemplando un cielo cuajado de estrellas. Pero mientras ese tiempo llega, Extremadura no está muerta, se renueva cada año en las pasadas fiestas del Jarramplas y las Carantoñas, con la fiesta de las Candelas en numerosas localidades, entre las que sobresalen Almendralejo y Cáceres; las Purifícas de Monroy; San Blas en Moraleja, Cilleros, Riolobos, entre otras y los famosos Negritos en Montehermoso y, como colofón, los carnavales célebres de Navalmoral y Badajoz. Aunque, sin gozar de tanta fama, en cada pueblo los festejan y se divierten con don Carnal, las calles rumboreadas de gentes vestidas con trajes creados para la ocasión, algunos con material reciclado, alborozando a sus habitantes. Un anticipo más o menos activo de las fiestas ancestrales, algunas, son un guiño al pasado de nuestros pueblos para airear nuestras costumbres e idiosincrasia. Pueblos humildes y aislados, algunos, que se han refugiado en sus ancestros para transmitir a las generaciones futuras su manera de vivir, de divertirse, los ritos y creencias de sus antepasados. Es una herencia que debemos aceptar, conocer y aprender a valorar.

Rosa López Casero

About The Author

COMERCIO EN TORREJONCILLO Y VALDENCÍN

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

17424899_1648853981797420_8383261936324233544_n 17757655_1477935088905075_6334163317880540352_n 19029546_1557472747617975_6374343860863189104_n 22405855_1906237586069480_559283883073657893_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894157_1683284338350928_5318469112051155075_n 23795749_1955239427835962_430571934338865991_n 24176868_1736946429670605_4287207982503075380_n 24294421_1760520894014782_7142834956226634448_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN