Sátira del Cotilleo

Cuandu estoy haciendu zapping
la cosa que más deseu,
es no encontralmi en la teli
programas de cotilleu.

Estus programas que digu
suelin tenel mucha audiencia,
peru en ellus sali genti
que acaban con mi paciencia.

Cuandu sali en la pantalla
una que llaman Karmeli
os juru que me entran ganas
de apagal hasta la teli.

Ayel escuché rumoris
(no sé que tendrán de ciertu)
que Paquirrín va a obsequialnus
con algún que otru conciertu.

Comu su madri es cantanti
quieri sel del mismu gremiu
pa vel si tieni la suerti
de que le den algún premiu.

Quieri revolucional
el mundu de la canción
y es el nuevu candidatu
pa ganal la Eurovisión.

Trabaja comu jurau
en lo de «Tu si que valis»,
que es unu de esus programas
con emoción a raudalis.

Estuvu en «Supervivientis»
unas semanas tan sólu
y allí pasaba más hambri
que los pavus de Manolu.

También se le vio actual
en la peli de Torrenti,
y ahora le ha dau por cantal
pa hacel algu diferenti.

Tieni tanta habeliá
esti muchachu tan listu
que a vecis hasta lo llaman
pa curral de pinchadiscus.

Comu veis esti elementu
ejerci varius oficius
peru que viva del cuentu
a mí me saca de quiciu.

Si tengu que sel sinceru
me saca de mis casillas
que gani tantu dineru
sin agachal la costilla.

A esta persona tan vaga
la mandas hacel cementu
y sólu con vel la pala
se desmaya de momentu;

peru en cambiu si le dicis
vamus un ratu de fiesta,
le falta al tiempu al muchachu
pa dal un sí por respuesta.

Recientimenti en la teli
ha dichu Kiku Rivera
que siempri que va a los torus
los ve desdi la barrera.

No quisu seguil los pasus
de su padri y sus hermanus,
nunca quisu sel toreru
comu Fran y Cayetanu.

El chicu debió pensal:
«¿Pa qué jugalmi la vida?,
¡si yo ya ganu bastanti
vendiendu mis exclusivas!.

Si al final va a sel verdá
lo que dicin en el Prontu,
que el hiju de la Pantoja
no tieni un pelu de tontu.

Isabel tu no te enfadis
por hablal así del niñu,
que yo estas cosas las digu
con humol y con cariñu.

Otra que me cai mu gorda,
muchu más que Paquirrín,
se llama Belén Esteban
y es la ex de Jesulín.

La verdá es que no la tragu
y la tengu atravesá,
a esta princesa del pueblu
la llamu «la bien pagá»;

porque en los tiempus que corrin
resulta mu llamativu
que cobri esta pejiguera
un sueldu tan excesivu.

Por más vueltas que le doy
no entiendu comu a esta moza
la tratan en Telecincu
comu si fuera una diosa.

El otru día en la calli
la detuvu un comisariu
porque se estaba pegandu
con una tal Campanariu.

Después en comisaría
prestandu declaración,
preguntarun a la Esteban
comu empezó esi follón.

-Miri usté señol agenti,
por si se quieri enteral
escúchimi atentamenti
que se lo voy a explical.

Esa bruja está casá
con el padri de mi niña,
que es la causa principal
del origin de esta riña.

Por culpa de él siempri estamus
igual que el perru y el gatu,
y déjimi que le diga
que yo por mi hija ¡ma-tu!.

-¡Cállisi ya de una vez,
no me cuenti más historias,
que ni soy Jorgi Javiel
ni aquí estamus en «La Noria».

Aunque sé que perteneci
al mundu de los famosus,
yo piensu que se mereci
dormil en el calabozu;

peru la voy a soltal
y así la pierdu de vista,
que no quieru que el local
se lleni de periodistas.

Tambíen quisiera decil
que en estu del corazón
se sueli hablal con frecuencia
de la familia Borbón.

Tras dejal al Marichalal
más solitu que la una,
la Infanta busca pareja
peru no encuentra ninguna.

Y ha confesau Doña Elena
a la revista de «Hola»
que necesita cariñu
porque se encuentra mu sola.

Lo está pasandu fatal
esta bella damisela,
y está llevandu mu mal
esu de estal a dos velas.

Le pidió a los Reyis Magus
que le trajeran un boy,
y éstus comu no se atoran
le mandarun a Rajoy.

La Infanta llamó a Melchol
pa pedili explicacionis,
porque esti tipu de bromas
no hacin gracia a los Borbonis.

-Les diji que me buscaran
un Ronaldu a cualquiel preciu,
no que vinieran ustedis
con semejanti adefesiu.

-Discúlpinus Doña Elena
peru ha dichu Baltazal
que tal comu están las cosas
no es buenu despilfarral.

Comu el preciu de Cristianu
nos pareci un disparati,
le hemus traíu a Marianu
que nos sali casi gratis.

Hemus teníu mucha suerti
de encontrarlu en las rebajas
y han teníu la gentileza
de envolverlu en una caja.

Hágami casu señora,
si es pa pasal un buen ratu,
esti regalu le sali
buenu, bonitu y baratu.

-Puedi que tengan razón,
puedi que estén en lo ciertu,
¡peru vaya desazón
me he llevau cuandu lo he abiertu!.

Que aunque me diga Su Alteza
que el regalu es una ganga,
no es una grata sorpresa
vel a Rajoy con un tanga.

Es mejol que se lo llevin
y me traigan otru obsequiu,
yo les ruegu que compruebin
si está libri el Condi Lequiu,

pues si me train a esti mozu
yo lo voy a agradecel,
y ya vereis comu gozu
si me lo llevu a un hotel.

En el Hola, en Diez Minutus,
en Lecturas y en Semana,
también apareci muchu
la Duquesa Cayetana.

Aunque cuandu haci los añus
y empieza a soplal las velas
tieni que pedil ayuda
porque sin airi se queda,

esta simpática abuela
asegura que se sienti,
igual que una quinciañera,
igual que una adolescenti.

Con casi noventa tacus
quieri llegal a los cien,
pa vivil los mismus añus
que vivió Matusalén.

Y pa que Dios le conservi
muchus añus la salud
quieri bebel en la fuenti
de la eterna juventud.

Si se cumplin los deseus
de la Duquesa de Alba,
ni va a jincal el poleu,
ni va a estal criandu malvas.

Hay muchus más personajis
de los que ahora no hablu,
porque si no esti poema
se me puedi hacel mu largu,

peru si logran mis versus
entretenel a la genti
ya saldaré yo esta cuenta
que ahora me queda pendienti

ROBERTO MARTÍN MORENO

About The Author