Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

La crónica taurina de las Fiestas de Agosto

Año de cambios, año de nuevas experiencias y año de nuevas emociones…al parecer satisfactorias para todos los torrejoncillan@s y para aquellas personas que decidieron visitarnos en las fiestas.

El primer día de fiestas transcurrió con normalidad, con la fiesta sembrada por todas las calles de la localidad, el buen ambiente y las ganas de pasarlo bien reinaban por encima del asfixiante calor. Llegó la tarde y como viene siendo habitual los cabestros hicieron su aparición en la calle del encierro. Dos subidas y dos bajadas, todo con puntualidad inglesa y sin tener que lamentar ningún percance ni ningún extravío de animales. Todo transcurrió con normalidad.

La tarde pasó y fue avanzando la noche…y en lo que la gente disfrutaba de la verbena y continuaba la maratón de fiesta, “Murciano” ya esperaba en los corrales de abajo ansioso de dar el chupinazo a la fiesta.

Tuvo que esperar a que el reloj marcara las 05.00 para salir a las calles de Torrejoncillo. Lo hizo con trapío y con un correr muy elegante a la vez que veloz, lo cual en más de una carrera sorprendió a más de un mozo que se vio en el suelo y justo encima el toro. El toro, con rasgos de “saltillo” sembró el pánico por la calle de los bares haciéndose dueño de ella, subiendo y bajando desde el tramo del Colo hasta el tramo de la joyería. Finalmente murió tras haber dado una función excelente y habe abierto las fiestas de una manera más que buena.

Y por fin una de las novedades, llegaba el 11 de agosto, daban las 19.30 y en Torrejoncillo pasaba algo histórico. Tras un encierro de un toro de la ganadería “Hns Pérez Escudero” y una vaca de”Monteviejo” que fue lidiada en la plaza. Por fin, una tarde en Torrejoncillo se pronunciaban las palabras “Los encargados pueden proceder a la apertura de las puertas para dar suelta al toro al recinto exterior”. Y así fue, el toro salió a la calle tras ser lidiado en la plaza y tras deleitar a los mozos que le pudieron saltar y recortar dada la bravura con la que iba el toro a todos los quites. Toro listo, de 4 años de edad, muy en la línea de la ganadería que dio juego en la calle aunque hizo asomo de su bravura arrinconándose en lugares seguro donde sabía que no lo molestaban.

En la madrugada ya del día 12, a las 04.00 otra de las atracciones de la fiesta tenía lugar. Un toro de la ganadería de “Monteviejo” subía en encierro con los cabestros. El toro subió separado de la manada, haciendo buena la leyenda de que estos toros nunca suben en encierro junto a la manada. El patasblancas de nombre “Cidrón” dio juego en la plaza a los mozos, con algún que otro sustillo y resbalón que solo quedó en eso. Salio a la calle con bravura, rematando en todas las vallas que encontraba y no parando en los sitio más de 5 o 10 minutos. El toro pisó todo el recorrido, hasta subió por las escaleras del atrio y también bajo, sembrando el pánico en algunas ocasiones debido a la cantidad de gente que había y a la estrechez de las calles.

El día 12, devolvía la normalidad a Torrejoncillo. Los toros a las 13.00 subían en encierro. Dos toros de la prestigiosa ganadería de “Cebada Gago” debían de subir en encierro. El primero lo hizo sin problemas protagonizando un encierro limpio y bonito para correr. No así el segundo que tras sufrir un calambre tuvo que ser cambiado por el sobrero, un toro de la ganadería de “Monteviejo” que finalmente subió a la plaza sin lamentar percance alguno.

Esta tarde del día 12, se lidiaron estos dos toros en la plaza bajo algo de lluvia y con poca afluencia de público debido a la gran tormenta que acechaba la localidad. Quizás esto ayudó al espectáculo que dieron los toros porque el toro de “Monteviejo” muy en su línea envistió y remató todo aquello que se movía, siempre muy atento en la plaza. Y el toro de “Cebada Gago” fue también excelente, no parando en toda la tarde de dar vueltas y de envestir con bravura, moviéndose por la plaza con la elegancia que caracteriza a esta ganadería.

Ya metidos en el día 13, a las 04.00 de la mañana era otro toro de la ganadería de “Cebada Gago” el que hacía aparición subiendo en un encierro limpio y dando juego en la plaza, aunque enseguida se adueñó del centro de la misma. Luego en las calles fue un toro bravo, quizás demasiado encastado para lo que busca la gente ya que se adueñó de allá por donde pasaba y le costaba arrancarse, aunque cuando lo hacía sembraba el peligro por las calles que transitaba.

Dos toros espectaculares invadieron las calles de Torrejoncillo en la mañana del día 13, subiendo en encierro los dos toros de “Murteira Grave” ganadería que lidiaba por primera vez en España toros en la calle. De modo que daba otro aliciente a la tarde.

Y la tarde no defraudo, los toros con muchísima presencia y de cornamenta generosa dieron juego a los mozos y a los asistentes que llenaban la plaza en una tarde calurosa. Saltos, quiebros y algunos pases con chaquetas animaron a todos los asistentes.

Llegaba así ya el día 14, y de nuevo un toro de “Hnos Pérez Escudero” esperaba en los chiqueros ansioso de salir a las calles. Subió en encierro sin ninguna complicación y en la plaza se encastó mucho, aunque no negó ningún quiebro ni ningún salto a los mozos que se lo propusieron. Un toro muy característico de “Chuchi” con su pelaje cárdeno mostrando así en el encaste de Albaserrada y con los cuernos muy bien puestos y astifino, cumpliendo también el patrón de los saltillo. Salió a la calle y a los pocos minutos de estar en la calle, ocurrió algo inesperado. Ante un quite de un mozo el toro perdió los cuartos traseros y se derrumbo en medio de la calle sin ser capaz de moverse. Se le tuvo que dar muerte desgraciadamente, aunque el espectáculo continuo ya que se soltó el toro sobrero, un toro de la ganadería de “Cebada Gago” que contentó a todos y cada uno de los asistentes, rondando todas las calles del recinto exterior, aunque de forma un tanto mansa, y muy fuera del trote y de la bravura a la que esta ganadería nos tiene acostumbrados.

Por la mañana dos toros de “Cebada Gago” se soltaron en encierro junto a los capeones, protagonizando unos encierros muy espectaculares y perfectos para que los mozos pudieran correr con soltura.

Por la tarde los toros se adueñaron de la plaza, envestían con bravura y poco a poco iban cerrando el círculo de la distancia con los mozos para que así no le molestaran.

Así se llegó al último toro de la noche. “Caminador” salió de chiqueros muy hermanado con los cabestros y protagonizó un encierro muy vistoso sin entrañar peligro debido a que iba completamente hermanado con la manada. Luego en la plaza el toro, un toro con mucha presencia y casta, fue a todos los cites de los mozos y se le veía ansioso por salir al recinto.

Cuando lo hizo se movió por muchos sitios, arrinconándose en algunas paredes pero saliendo pronto de ellas gracias a la gran labor de “Javi Monteviejo” al cual ya se le conocía como la pesadilla de todos los toros que se habían soltado, pero bendita pesadilla, ya que era el único que conseguía mover todos los toros por todas las calles.

Y finalmente el lunes, como colofón a las fiestas tendría lugar un festejo por la tarde. El festejo sería en la misma línea que el jueves. Encierro, vaca en la plaza y toro en la calle. Y así fue.

Grata sorpresa se llevaron la mayoría de torrejoncillan@s cuando vieron las calles de su pueblo llenas a rebosar. No cabía un alfiler en la plaza. La ocasión lo merecía, había que despedir las fiestas y para ellos venía “Cucamonas” un toro reservado por D.Victorino Martín para una corrida de toros en Vitoria. Pero no fue así, finalmente se lidio en las calles de Torrejoncillo. La presencia del toro fue espectacular, cárdeno, de hechuras prácticamente perfectas, de cinco años de edad. En la plaza dio todo lo que tenía aunque se le veía que estaba esperando a que le dieran más terreno para correr para desenvolverse bien. Y así fue, cuando salió a las calles, sus arrancadas eran espectaculares. Cada vez que arrancaba era completamente certero. Poco a poco se fue adueñando de las calles hasta que así en un carrear cogió a un grupo de mozos por banda, entre los que se encontraba un servidor, y nos hizo correr de lo lindo. Hubo un
pequeño susto con Javi Monteviejo y con Chuchi Coriano pero no paso de eso.

Así finalizaron unas fiestas que en cuanto a los animales se refiere no cabe duda que ha sido el mejor cartel de toros de la historia de Torrejoncillo y en el presente año el mejor cartel de Extremadura y uno de los mejores a nivel nacional.

Esperemos que la fiesta siga creciendo de la manera que lo está haciendo y en pocos años veamos todos los días el pueblo como se vio el lunes 15.

Mario Mirabel Alviz.
Fotografía: Ismael Duarte.

Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

About The Author

COMERCIO EN TORREJONCILLO Y VALDENCÍN

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019