Momentos históricos para Torrejoncillo

El pasado miércoles 20 de abril vivimos en Torrejoncillo unos momentos históricos al recibir la Cruz de los Jóvenes o la Cruz del Papa junto con el Icono de la Virgen en nuestro pueblo.

Más de 500 personas, según fuentes oficiales, se dieron cita para recibir y acompañar a estos dos símbolos en su estancia en Torrejoncillo y participaron en las actividades organizadas a tal fin.

A las 5 y media se abrieron las puertas del Templo para recibir la Cruz y el Icono, que, acompañados por estandartes de las cofradías y asociaciones religiosas de Torrejoncillo, y portados por los jóvenes, hicieron su aparición en las gradas de la Iglesia. Tras un breve recibimiento comenzó el Viacrucis por las calles del pueblo, en el que muchas personas se acercaron a coger tanto la Cruz como el Icono, entre ellas los ancianos del Asilo, pues ambos símbolos entraron en la Residencia.

Al concluir el Viacrucis tuvo lugar la Adoración de la Cruz en la Iglesia y a continuación una Oración preparada por los Jóvenes Cristianos de la Parroquia. En ambos actos se vivieron momentos de emoción y recogimiento por parte de los asistentes.

Aproximadamente a las 8 y media despedimos a la Cruz y el Icono para llevarlos a su próximo destino que era Garrovillas.

Esta Cruz no es como cualquier otra, pues tiene un significado muy especial: el Papa Juan Pablo II, que será beatificado el próximo día 1 de mayo, se la entregó a los jóvenes del mundo con estas palabras: “Queridos jóvenes, al clausurar el Año Santo o confío el signo de este Año Jubilar: ¡la Cruz de Cristo! Llevadla por el mundo como signo del amor del Señor Jesús a la humanidad y anunciad a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención” Esta frase está inscrita en la Cruz en varios idiomas y desde el año 1984 recorre el mundo entero.

La Cruz que es de madera con unas dimensiones de 3,8 metros de alto por 1,75 metros de ancho y de 40 kilos de peso, ha recorrido ya más de 150 países y ha estado presente en los principales acontecimientos históricos de nuestra época, tales como los ataques a las Torres Gemelas o el terremoto de Haití.

Junto a la Cruz viaja siempre un Icono, copia del antiquísimo y muy venerado icono de María “Salus Populi Romani”, como signo de la presencia de María junto a Jesús y los jóvenes. Este Icono de 1,18 metros de alto, 79 centímetros de ancho y 15 kg. de peso también fue entregado por Juan Pablo II a los jóvenes del mundo.

Este año, al celebrarse en Madrid, la Jornada Mundial de la Juventud, que reunirá a más de 3 millones de Jóvenes, estos dos símbolos recorren todas las diócesis españolas, entre ellas la nuestra. Pero, ¿cómo han llegado hasta Torrejoncillo? Es fácil verlos en ciudades grandes, capitales de provincia o de cierta relevancia, pero no tanto en pueblos pequeños como el nuestro. Esto ha sido posible porque los Grupos de Jóvenes Cristianos de nuestra Parroquia celebramos el 10º aniversario de nuestra creación, y desde la Delegación de Juventud de nuestra diócesis han considerado este como un buen motivo para acercarnos la Cruz y el Icono durante unas horas, pues no en vano somos de los grupos más veteranos de nuestra Diócesis.

Desde aquí queremos dar las gracias a todas las instituciones, estamentos, asociaciones y personas anónimas que han colaborado para que este momento histórico que hemos vivido en Torrejoncillo fuera posible. Cada uno con su aportación ha logrado hacer realidad lo que sólo podíamos ver por la televisión, y conseguir engrandecer un poco más nuestro pueblo y vivir una experiencia de fe irrepetible. Gracias de nuevo a todos.

JÓVENES CRISTIANOS DE TORREJONCILLO

GestoPyme promociona a TTN

About The Author