AD Batalla de Pavía de Torrejoncillo continúa con su buena racha

Dos victorias y un empate son la cosecha de nuestros chicos del AD Batalla de Pavía Torrejoncillo en los últimos tres partidos. Hace tres semanas recibieron al AD Gran Casar logrando vencer por 4-1 realizando un partido muy serio. En el puente de los santos se desplazaron a la vecina localidad de Coria para disputar el derbi ante Independientes Caurienses consiguiendo el triunfo por 0-3 apoyados por el público torrejoncillano desplazado a la ciudad del Alagón. Ya la semana pasada recibieron la visita de Olivenza, partido que concluyó con empate a tres tantos pudiendo disfrutar los espectadores que abarrotaron el coliseo pringón de un partidazo de muy alto nivel, a pesar de que el rival lograse el empate a falta de siete segundos.

Actualmente, el conjunto torrejoncillano ocupa la cuarta posición en la tabla con trece puntos en su haber, a dos del líder Almendralejo, tras haber realizado un inicio de campeonato más que aceptable. Este fin de semana vuelven a jugar en casa, recibiendo la visita de Gefiscal Hervás.

A continuación os dejo con las crónicas al completo de los tres partidos. Para estar completamente informado de la actualidad del equipo torrejoncillano no duden en visitar su web oficial: http://batallapaviatorrejoncillo.blogspot.com

AD BATALLA DE PAVÍA TORREJONCILLO 4-1 AD GRAN CASAR

Tercera victoria consecutiva para nuestros chicos del AD Batalla de Pavía Torrejoncillo, en un encuentro muy disputado en el que los dos equipos se mostraron mucho respeto desde el pitido inicial y en el que acabó imponiéndose el buen trabajo y mejor defensa del equipo local, que aprovechó las ocasiones que tuvo para lograr tres nuevos puntos que lo reafirman en los primeros puestos en la tabla. Un choque en el que que predominó el juego en media cancha y en el que fue determinante el saber aprovechar las pocas ocasiones que llegaban.

El conjunto torrejoncillano se presentó al partido con todos sus efectivos disponibles, a excepción del lesionado Víctor y Payo, debido a su estrenada paternidad. Los torrejoncillanos lamentaron mucho esta baja, ya que Payo se vuelve imprescindible a la hora de desatascar los partidos, y el de esa tarde ante el conjunto quesero estaba claro que iba a ser un encuentro rudo. Los casareños llegaron con todas sus bazas en juego, comandados por el buen hacer de Raggen en defensa, quien se marcó un auténtico partidazo, y la calidad de Juan Casero, que terminó expulsado. La nota negativa del choque la volvió a poner el jugador rosa Iñaki Sánchez, que tuvo que retirarse a los diez minutos de juego tras lesionarse en el muslo, lesión diferente a la que sufrió la semana anterior.

Los dos equipos se mostraron mucho respeto en la primera parte, llegándose al descanso con 1-0 favorable a los locales tras gol de Javi Lobo. En la segunda parte se crearon más ocasiones, logrando empatar pronto el conjunto visitante gracias a una genialidad de Raggen. Torrejoncillo se rehizo y acabarían venciendo el partido merced a los goles de Leví, Raúl Hernández y Robert Poli.

El encuentro comenzó con los casareños teniendo la posesión, mientras que Torrejoncillo esperaba agazapado en su campo, defendiendo de media cancha para atrás. Esto se tradujo en un claro dominio visitante durante la mayor parte de esta primera mitad, aunque como hemos dicho con anterioridad, ambos equipos se mostraron mucho respeto. Los locales, agazapados, cuando robaban el balón no eran capaces de montar una buena contra, tal vez pensando más en perder el balón y que le respondiesen al contragolpe que en realizar un buen ataque. Los visitantes, por su parte, tocaban y tocaban el balón pero sin crear ningún peligro en las inmediaciones del área local. En medio de este dominio visitante se produjo la lesión de Iñaki, quién en carrera notó un pinchazo en el muslo que le impidió continuar el encuentro.


La ocasión más clara de esta primera parte la tuvo en sus botas Juan Casero, quien malogró un balón al segundo palo tras una buena contra del equipo quesero, los cuales aprovecharon uno de los pocos fallos del equipo local en este primer tiempo. Casar seguía con la posesión y, cuando faltaban cinco minutos para llegar al descanso, un buen robo de Rober «Grande» en medio campo propinó el primer gol del encuentro, tras pasar la bola éste a Robert Poli y éste último asistir a Javi Lobo para que el capo rosa pusiese por delante a los suyos. El gol fue lo más destacable de esta primera mitad, el cual se consiguió con sólo tres toques de balón.

Con este 1-0 se llegó al final de los primeros veinte minutos, con los porteros como meros espectadores del partido y con un Casar que había estado mucho mejor que los torrejoncillanos pero que se marchaba al tunel de vestuarios con el marcador en contra tras no poder romper la defensa rival.


Tras la reanudación, los torrejoncillanos comenzaron a jugar algo mejor, moviendo el balón con criterio de manera que la posesión de la bola se fue alternando de un equipo a otro. Las ocasiones llegaban con cuentagotas y, cuando parecía que estaba más cerca el segundo gol rosa que el empate casareño, una pérdida de balón local en media cancha propinó la contra visitante que acabaría con el gol del empate, conseguido por Raggen de rabona, colándose el balón por debajo de las piernas de Javi Melchor. Con el empate continuó la misma tónica, con los dos equipos muy respetuosos y temerosos de encajar gol, siendo las ocasiones creadas desbaratadas por los porteros de ambos conjuntos.

A falta de ocho minutos para el final del encuentro, Robert Poli roba un balón en medio campo y cede a Leví para que éste encare al último defensa, le haga la «croqueta» y defina magistralmente delante del portero, poniendo el 2-1 en el electrónico. Los rosas volvieron a sentirse cómodos en la cancha y a los dos minutos aumentaron su distancia en el marcador merced a una triangulación entre Robert Poli, Conejo y Raúl Hernández, quién situado en el borde del área envió el balón a la escuadra de la meta visitante. Con el 3-1, los torrejoncillanos siguieron con su sólida defensa y empezaban a creerse que la victoria se quedaría finalmente en casa. Y mucho más cuando el jugador casareño Juan Casero fue expulsado por segunda amarilla tras fingir una falta, habiendo recibido otra amarilla con anterioridad por sacar una falta tras haber pedido «pasos» y no esperar al pitido del árbitro.


La expulsión de Casero debilitó aún más al conjunto visitante que veía impotente como se le escapaba un encuentro en el que había tenido la posesión la mayor parte del mismo pero en el que se había impuesto la seria defensa torrejoncillana y el buen hacer de los rosas, los cuales aprovecharon a la perfección las ocasiones de la que dispusieron. Así, a falta de un minuto para el término del encuentro, Robert Poli le roba la cartera al portero casareño y establece el definitivo 4-1 con el que se llegó al final del encuentro.

Goles rosas: Javi «Lobo», Leví, Raúl Hernández y Robert Poli

*El crack: Robert Poli. El killer torrejoncillano volvió a mojar en este partido, además de dar una asistencia y participar en los otros dos goles de su equipo. Ya lleva diez goles en cuatro partidos. Cierto es que año tras año se hincha a meter goles pero es más destacable el trabajo y despliegue físico que realiza partido a partido. Un crack incansable.

*Vaya día: Iñaki Sánchez. Nuevamente el recién llegado a la nave rosa se tuvo que retirar del terreno de juego lesionado. En esta ocasión fue debido a una microrrotura en su muslo derecho producida cuando iba en carrera. Esperemos que sea leve y pueda llegar a tiempo al siguiente partido.

*El dandy: Raggen. Temporada tras temporada el cierre del conjunto casareño se confirma como uno de los jugadores más destacados de la Nacional «B» extremeña. En el partido de este fin de semana volvió a poner el criterio al juego de su equipo, consiguiendo además el único gol de los ruyos… ¡de rabona! Una pena la derrota tras su desgaste físico a lo largo del encuentro.

*El duro: Noel. Ha vuelto esta temporada al Casar tras su paso por Malpartida y no ha abandonado su forma de jugar, de manera que si se tiene que emplear con dureza en alguna fase del encuentro no duda en hacerlo. Alguna que otra vez entró con más ímpetu del debido para que los jugadores locales no se olvidasen de su presencia.

*La anécdota del partido: la afición nunca falla. Otra jornada de liga y de nuevo gran asistencia en el pabellón torrejoncillano para apoyar a los suyos. El equipo necesitaba el apoyo de su gente ante un rival difícil y éste pudo brindarles una victoria muy importante. Los aficionados rosas supieron apreciar el trabajo en el campo de sus jugadores y al finalizar el encuentro, como en todos los partidos, despedieron a los suyos con una cálida ovación.

*El rincón estadístico. Cuarta victoria consecutiva del equipo torrejoncillano ante el conjunto casareño en los últimos cuatro encuentros disputados entre ellos, en los cuales el torrejoncillano Leví ha conseguido anotar nada menos que seis goles. Últimamente parece que los pringones le tienen cogida la medida al conjunto quesero, como así demuestran los veinte goles que le han endosado en los últimos cuatro partidos.


Con esta importante victoria los torrejoncillanos se sitúan terceros en la tabla a tres puntos del intratable líder Almendralejo. Un triunfo muy importante ante uno de los rivales directos por las primeras plazas de la clasificación y que da mucha moral al equipo para el derbi de la próxima jornada ante Independientes Caurienses. Nuevamente el equipo volvió a sentirse unido, dejando muy buen sabor de boca a los aficionados que copaban las gradas del pabellón pringón, los cuales abandonaron el mismo convencidos de que este año, si las cosas siguen así y se sigue trabajando como hasta el momento, se pueden conseguir cosas muy importantes. Y es que gracias a ese trabajo, la unidad, la experiencia en la categoría y el buen acoplamiento que han tenido los nuevos fichajes en el equipo se están consiguiendo victorias muy importantes ante rivales muy complicados.

Todos dentro del equipo saben que deben continuar por este camino y han fijado como claves los tres encuentros siguientes que tienen ante sí. El primero de ellos será ante el derbi ante Independientes Caurienses, en la vecina localidad de Coria, mientras que los dos siguientes se disputarán en casa ante Olivenza y Gefiscal Hervás, de manera que si se consiguen los nueve puntos los torrejoncillanso se confirmarían definitivamente como aspirantes a todo en esta liga.

Del resto de la jornada debemos comentar las victorias a domicilio de Grupo Sánchez Mérida (1-3) ante Madroñera en un brusco partido que confirma a los emeritenses como la revelación de la temporada, la de Jarandilla en cancha de Malpartida (1-2) que deja muy tocados a los malpartideños, y la de Olivenza ante Independientes Caurienses (5-11), que reafirma a los oliventinos en las primeras plazas y hunde aún más a los del Alagón que aún no saben lo que es sumar puntos. Además, Hervás y Extremadura «B» empataron a un tanto en un partido raro, mientras que Cáceres FS venció a Torrequemada por un ajustado 6-5, Villalba de los Barros ganó a Zarza por 4-2 y el invencible líder Almendralejo derrotó en la matinal del domingo a Zorita por un cómodo 8-4.

Con esto solo queda emplazar a los aficionados para el próximo sábado 30 de octubre, día en el que se disputará el derbi entre nuestros chicos del AD Batalla de Pavía e Independientes Caurienses en el pabellón César Sánchez de Coria. Un nuevo encuentro digno del grupo extremeño de Nacional «B», en un fin de semana con otros choques destacados. Hasta entonces disfruten del futsal leyendo y opinando a través de este blog. ¡Un saludo, frikis del futsal!


INDEPENDIENTES CAURIENSES 0-3 AD BATALLA DE PAVÍA TORREJONCILLO

Tres nuevos puntos para el casillero del conjunto pringón tras vencer el pasado fin de semana en el derbi frente a Independientes Caurienses. Un partido que los torrejoncillanos dominaron en casi todo momento a excepción de varias fases en las que los caurienses metieron el medio en el cuerpo a los torrejoncillanos, pudiendo echar por tierra el buen trabajo realizado en defensa. Un triunfo que les afianza en los puestos altos de la clasificación a esperas del importante choque de la semana próxima frente a uno de sus rivales inmediatos, Olivenza.

Los torrejoncillanos se desplazaron a la vecina localidad de Coria con la plantilla al completo a excepción de Rober «Grande», al que se echó de menos por su buen hacer en el pivote. Un partido que tenía verdadera importancia para los nuevos fichajes rosas, Dani e Iñaki, naturales de la ciudad del Alagón, marcándose ambos un auténtico partidazo. Destacar además el buen hacer del portero rosa, Javi Melchor, cuando peor se pusieron las cosas para los de Pavía, sacando todos los balones que le llegaban. Los caurienses, por su parte, contaban con todas sus bazas disponibles tras la vuelta de Piro al equipo, de manera que en esta ocasión Nacho Bazago no tenía excusa a la hora de ir a por todas en el choque. En los locales destacar por encima de todos Mahillo, quien fue de los pocos que le hechó un par de bemoles al asunto fabricando las ocasiones más claras de su equipo. Kiko terminaría expulsado, hubo momento tángana y la aficion torrejoncillana acabó coreando con olés el juego de su equipo, consecuencias todas ellas dignas de un derbi de máxima rivalidad.


Los torrejoncillanos se pusieron pronto por delante gracias al gol de Iñaki, llegándose con 0-1 al descanso tras una primera parte de asedio y dominio rosa. Tras la reanudación cambiaron las tornas, Caurienses apretó, y estuvo cerca de lograr la igualada. Sin embargo Raúl Hernández despertó del sueño a los locales logrando el segundo gol torrejoncillano y cuando quedaba poco para el final del partido, Robert Poli establecería el definitivo 0-3 para alegría del Infierno Rosa presente en las gradas del pabellón cauriense.

El choque arrancó con los dos equipos bastante dubitativos; ninguno era capaz de hacerse con el control del encuentro, con fallos en la circulación del balón por parte de ambos conjuntos. En este tanteo inicial, una falta cometida por los locales al borde de su área sería aprovechada por el nuevo crack torrejoncillano, Iñaki Sánchez «Cañito», para abrir la lata. 0-1 y dedicatoria del gol para su compañero de equipo lesionado Víctor. A partir de ahí los torrejoncillanos se hicieron con el mando del partido, convirtiendo la primera parte en todo un asedio contra la meta defendida por Álvaro «Tino».


Los de Pavía controlaban el partido pero no hacían efectivo ese dominio, desperdiciando las ocasiones de las que disponían, con un Álvaro «Tino» que repelía todas las afrentas torrejoncillanas. Robert Poli tuvo varias oportunidades para ampliar la ventaja pero, unas veces el palo, otras el portero, hacían inútil su buen hacer. Así mismo, Dani, Conejo o Payo tuvieron en sus botas balones de oro. Los locales por su parte se encontraban muy espesos en esta primera mitad, con muchas imprecisiones en la circulación de la bola, dando motivos a su afición que explicaban por qué son el actual farolillo rojo de la competición. Sólo Mahillo era capaz de imponer algo de sentido al juego cauriense, pudiendo lograr el empate en un par de ocasiones que se fueron al limbo.

La tónica continuo hasta que se llegó al descanso, al filo del cual Robert Poli volvió a gozar de una clara ocasión que fue sacada bajo palos entre el portero y la defensa local. Buen juego rosa comandado por Iñaki, asedio contra la porteria cauriense y Álvaro «Tino» en plan estelar en varias fases de esta primera mitad es lo más destacable de esta primera mitad que concluyó con el sabedero 0-1 favorable a los de Pavía.


Tras la reanudación la situación dio un giro de ciento ochenta grados. Lo que en la primera parte había sido dominio rosa y gran actuación del portero cauriense se tradujo en buen juego por parte del equipo local y paradones para enmarcar de Javi Melchor, con su equipo metido atrás saliendo como balas a la contra. La tensión se mascaba en el ambiente y es que el juego de los de Nacho Bazago había mejorado muy mucho en el comienzo de esta segunda mitad, a lo que contribuyó la entrada al campo de Lugones, muy incisivo en esta fase del choque. Los locales gozaron de varias oportunidades claras con las que poner el empate en el electrónico pero una y otra vez eran repelidas por la araña rosa, Javi Melchor, que se encuentra en un momento de forma envidiable.

Poco a poco los rosas comenzaron a despertar del letargo con el que habían comenzado en este segundo tiempo, gozando de alguna que otra ocasión entre las que hay que destacar la desperdiciada por Iñaki en boca de gol que fue repelida por el arquero local. Así, a diez minutos del final del partido, una falta al borde del área la convirtieron los torrejoncillanos en una jugada de estrategia letal que acabó con el balón en el fondo de las mallas, tras lanzar la falta Iñaki para Robert Poli y este ceder a Raúl Hernández, quien en el segundo palo anotó el que sería el segundo gol del conjunto pringón. Las cosas se ponían muy de cara para los intereses torrejoncillanos que ahora se sentían muy cómodos en el campo, arropados por la gran cantidad de aficionados que se habían desplazado a animarles. El conjunto local no podía dar crédito a lo que acababa de suceder ya que se creían merecedores del empate y en cambio habían visto como los torrejoncillanos les habían hecho dos goles en jugada de estrategia.

Con el 0-2 comenzó a subir la tensión del encuentro, recibiendo primero Iñaki una fea entrada por parte de Kiko, fruto de la impotencia e ineficacia ante el marco torrejoncillano. El punto álgido llegó cuando los anteriores protagonistas se enzarzaron en una disputa verbal que acabó con el árbitro parando el encuentro. Esto incendió a Kiko, fue amonestado, y fruto de la rabia y la tensión reinante lanzó el balón con tan mala fortuna que fue a parar a los pies del trencilla, quién lo mandaría a directo a los vestuarios. En ese momento Iñaki Sánchez y Guillermo Piro se enfrentaron, propinando éste último un manotazo al jugador torrejoncillano que los árbitros no vieron. Iñaki, desolado, se retiró a los vestuarios siendo consolado por sus compañeros al finalizar el encuentro.


La situación del encuentro era más favorable para los intereses torrejoncillanos que para los caurienses, quienes con el marcador en contra parecían haberse olvidado completamente del encuentro tras los momentos de tensión. Ésto fue aprovechado por los torrejoncillanos para llevar peligro a la meta defendida por Álvaro, apoyados en una buena defensa que repelía las contras locales. Los de Bazago cometerían su sexta falta enviando a Payo al punto de doblepenalti, desaprovechando una oportunidad de oro para matar el partido. Quedaba poco y el conjunto pringón se dedicaba a tocar y tocar, teniendo por banda sonora el pabellón cauriense los «olés» de la hinchada torrejoncillana. Cuando el partido agonizaba y en una de esa jugada de toque, Leví se iría como un rayo hacia la meta local cediendo el balón a Robert Poli, quien tras hacer un sombrero al portero establecería a puerta vacía el definitivo 0-3 con el que se llegaría al final de los cuarenta minutos.

Goles rosas: Iñaki, Raúl Hernández y Robert Poli.

*Los cracks: Iñaki Sánchez y Javi Melchor. El primero fue el auténtico creador de juego de su equipo, impregnando de clase y calidad el encuentro. Muy crecido en el pabellón de su localidad natal, marcó el primer gol de los suyos dando un auténtico recital de fútbol sala. El segundo logró dejar imbatida su meta, realizando paradas de todos los colores, especialmente en la primera mitad de la segunda parte, cuando peor lo estaba pasando su equipo. Cañito y araña, dos superclase rosas.

*Vaya día: Nacho Bazago. Quinta derrota consecutiva de su equipo y el mister cauriense no sabe qué hacer para que su equipo remonte el vuelo. Tenía todo el plantel a su disposición para conseguir la victoria en el derbi y vió como su equipo caia derrotado, teniendo que aguantar los olés de la hinchada rival además de comentarios provenientes de la grada como «Bazago, este equipo es una feria» o «¿Quién te falta Bazago? ¿También te falta algún jugador hoy?«. Duro golpe para un entrenador que comanda un equipo necesitado de puntos.

*El dandy: Mahillo. Fue, junto a Lugones, lo más destacable de un desesperado conjunto cauriense. Tuvo en sus botas las ocasiones más claras de su equipo, dando sentido al juego de los suyos cada vez que el balón tomaba contacto con sus botas. Incluso en los instantes finales del encuentro siguió luchando sin suerte. En otro partido hubiera marcado más de un gol y se hubiera erigido como el crack del choque.

*Los duros: Kiko y Piro. Ambos fueron víctimas de la subida de tensión que se generó en el encuentro. El primero perdió los papeles y acabó siendo expulsado mientras que el segundo propinó un manotazo a Iñaki Sánchez, con suerte de que no fue visto por los árbitros. En esa tángana, el jugador torrejoncillano y natural de Coria, Dani «Lute«, también perdió los papeles fruto de la agresión a su compañero y amigo.

*La anécdota del partido: Iñaki, el 10 de los «Hermanos del Señor». El conjunto torrejoncillano tuvo que disputar el encuentro con las camisetas moradas antiguas, más propias de un paso de Semana Santa que de un equipo de futsal, debido a la coincidencia en el color con su rival. Fue en los vestuarios, antes de saltar al campo cuando poniendose las camisetas Iñaki le dijo a Payo: «Payo, si me dejas el 10 no vamos a ganar, es más, vamos a vapulear«. Y así fue, Payo cedió su preciado dorsal a Iñaki y éste se coronó cuarenta minutos después como el crack del encuentro.

*El rincón estadístico. La victoria lograda el pasado fin de semana deja el balance de los últimos siete encuentros entre estos dos conjuntos en cuatro victorias rosas, dos empates y una victoria cauriense. El derbi tiene cada vez más aire torrejoncillano.

Con esta cuarta victoria consecutiva, los torrejoncillanos se mantienen en la tercera posición en la tabla, a sólo dos puntos del liderato ocupado por Olivenza, el próximo rival. Un triunfo que es verdaderamente importante ya que al ser en un derbi de máxima rivalidad siempre impregna de moral al equipo para los siguientes encuentros. Nuevamente se vio un equipo muy serio en defensa, sabedero de cómo jugar sus bazas durante todo el encuentro a excepción de la pájara del inicio del segundo tiempo. Dani e Iñaki, las nuevas caras rosas esta temporada, demuestran una jornada más que su acoplamiento al equipo es total, volviendose a dejar la piel en la cancha realizando un auténtico partidazo. El trabajo realizado durante los cuarenta minutos de juego dio sus frutos y dentro del equipos son conscientes de que los buenos resultados que estan llegando no son fruto de la casualidad sino del sacrificio y el buen hacer.

Decir además que gran parte de culpa en esta victoria la tienen la más de treintena de aficionados torrejoncillanos que se desplazaron al pabellón Cesar Sánchez de Coria y que dieron apoyo a su equipo durante los cuarenta minutos de juego. Además amigos y conocidos de jugadores se dejaron ver en las gradas y no dudaron en dar ánimos a los suyos. Ese calor que se le trasmitia desde el graderío llegó a la cancha, donde los jugadores se dejaron la piel y pudieron brindar la victoria a sus incondicionales hinchas. Un grupo de aficionados a los que el equipo estará eternamente agradecido por la pasión con la que viven los partidos de los suyos y que sin los cuales el buen momento deportivo del equipo y la ascensión que éste ha tenido a lo largo de los años no hubiera sido posible. ¡Gracias Infierno Rosa!


Del resto de la jornada hay que destacar la suspensión de uno de los atractivos del fin de semana, el encuentro que tenían que disputar Grupo Sánchez Mérida frente a Almendralejo, que tuvo que ser aplazado por el mal estado de los pabellones emeritenses a causa de las lluvias. De los partidos disputados citar las cortas victorias como locales de AD Gran Casar y Extremadura «B» frente a Hervás y Madroñera (2-1 y 3-1, respectivamente), las victorias por la mínima de Cáceres F.S. en Zarza (1-2) y la sorpresa de Villalba en Zorita (2-3), el empate entre Torrequemada y Malpartida (4-4) y la cómoda victoria de Olivenza frente a Jarandilla por 10-5 en la matinal del domingo.

Desde aquí agradecer a todos los que apoyan al equipo semana a semana ya que ellos son grandes artífices de la buena marcha del equipo y de que los jugadores se dejen la piel sábado tras sábado en el terreno de juego. Agradecer además a los lectores de este blog su incondicional visita a este pequeño rincón del futsal extremeño. Sin más, emplazaros para el choque del próximo sábado 6 de noviembre ante Olivenza a partir de las 18:30 h. en el pabellón municipal de Torrejoncillo. ¡Un saludo!

AD BATALLA DE PAVÍA TORREJONCILLO 3-3 AD OLIVENZA F.S.

Justo empate por lo demostrado en el campo entre torrejoncillanos y oliventinos, en el partido estrella de la sexta jornada de competición, que deja muy mal sabor de boca en el conjunto pringón ya que a falta de siete segundos para el pitido final los tres puntos parecían que iban a quedarse en casa. Sin embargo, un disparo de David Campañón silenció el pabellón torrejoncillano e hizo justicia a lo demostrado en el terreno de juego por ambos conjuntos durante los cuarenta minutos. Un auténtico partidazo, probablemente uno de los mejores disputados en el coliseo torrejoncillano, con dos equipos que movieron muy bien la bola y que se repartieron las ocasiones de manera equitativa.
Los de Pavía llegaban al partido en gran estado anímico tras vencer la semana anterior el derbí frente a Independientes Caurienses y con todos sus efectivos disponibles si no contamos al portero lesionado Víctor Arroyo. Finalmente Raúl Hernández llegó a tiempo al partido y pudo ayudar a los suyos a lograr un valioso punto, minimizado por la forma en la que se consiguió ya que en la cabeza de los jugadores torrejoncillanos ha quedado más la idea de que se han perdido dos puntos que la de que se ha ganado uno. De los torrejoncillanos cabe destacar el partidazo de su portero, Javi Melchor, quién realizó paradas de todos colores que de no ser por ellas, los tres puntos podrían haber volado íntegros de tierras torrejoncillanas. Los oliventinos, por su parte, jugaron todo el partido con un cambio, acostumbrados a jugar así dado la alta calidad de sus jugadores y su forma de juego, basada en el toque y en la velocidad de sus alas, Raúl Caro e Ismael «Rayo«, todo ello sumado al liderazgo que David Campañón impregna en el equipo. Citar además la lesión de Leví, quien en la primera parte sufrió un duro encontronazo con Raúl Caro teniendo que abandonar la pista, cosa que no le impidió disputar algunos minutos después a pesar de jugar resintiéndose de su lesión.


Al descanso se llegó con empate a cero tras una reñida primera parte en la que los torrejoncillanos gozaron de ocasiones claras, pudiendo irse a los vestuarios con ventaja. Tras la reanudación los locales tomarían ventaja gracias al tanto de Iñaki, a lo que respondió inmediatamente Olivenza con el golazo de Ismael «Rayo« y el 1-2 de Lorenzo. Los de Pavía se pusieron las pilas y remontaron el partido merced a los tantos de Raúl Hernández y Javi «Lobo«. Cuando parecía que los tres puntos quedarían en casa, David Campañón ocupó la posición de portero-jugador, movió el juego de los suyos y estableció el definitivo empate a tres en el luminoso.

El encuentro arrancó con los dos equipos muy bien situados en la cancha, moviendo muy bien la bola y llegando poco a poco a la meta rival. No había dado tiempo a tomar asiento cuando un encontronazo entre Raúl Caro y Leví dejó a éste último resentido, teniendo que retirarse del terreno de juego lesionado. Olivenza gozaba de mayor posesión de balón en esta primera parte, aprovechando la velocidad de toque de sus jugadores, pero las ocasiones más claras llegaban por parte del bando local, quienes desperdiciaron multitud de ocasiones para irse al descanso con ventaja en el marcador.

Ambos equipos tocaban muy bien la pelota, con una circulación rápida y fluida, y con la única idea en mente de llegar al marco contrario con intenciones de perforarlo. Robert Poli y Leví, por parte de los locales gozaron de varias ocasiones con las que abrir la lata, al igual que Payo, la cual fue desperdiciada también. El cuadro torrejoncillano parecía estar más cómodo en el terreno de juego en esta primera parte como así demostraba el peligro que creaban cada vez que se acercaban a la meta defendida por Fonseka. Los oliventinos por su parte lograban acercarse, creando ocasiones en menores dosis, topandose ante sí con un sobresaliente Javi Melchor, quien se marcó un auténtico partidazo, dejando con la boca abierta a todos los que ocupaban las gradas del pabellón pringón. Tanta ocasión desperciada o, mejor dicho, desbaratada por los guardametas, hizo que se llegase al descanso con «resultado gafas«, esperando ambos conjuntos afinar su puntería de cara a la segunda mitad.


A la salida de vestuarios la función pareció animarse, decidiendo los torrejoncillanos comenzar este segundo tiempo presionando más arriba la salida de balón del cuadro visitante. Los locales salieron enchufados y así, a los cuatro minutos de esta segunda parte, una buena jugada de toque de los pringones hizo que Rober «Grande» retrocediera la bola a Iñaki para que éste lanzase un zambombazo desde doce metros que se introduciría en la portería oliventina tras pegar en el poste. Un auténtico golazo que hacía justicia a la multitud de ocasiones creadas hasta el momento. El 1-0 cabreó muchísimo al cuadro pacense que se lanzó en tromba en busca del empate, generando peligro jugada tras jugada haciendo emplearse a fondo a la araña que tienen los pringones como portero.

Tanto iría el cántaro a la fuente que en un ataque oliventino el balón le quedaría a uno de sus alas, Ismael «Rayo», quien de un punterazo con su pierna izquierda mandó el balón a la escuadra de la portería defendida por Javi Melchor, logrando el golazo de la tarde, estableciendo el empate y arrancando los aplausos del público asistente al encuentro. Los oliventinos eran ahora amos y señores del encuentro, mientras que los torrejoncillanos no podían hacer otra cosa que encerrarse atrás ante las acometidas del rival. Los visitantes no cegaron en su empeño y siguieron manos a la obra en busca de otro gol que les diese ventaja en el marcador. Así, mediada esta segunda parte, en una contra perfectamente llevada, el balón es enviado al segundo palo donde Lorenzo muy bien situado enviaría el balón al fondo de las mallas poniendo por delante a los suyos en el marcador.

Ismael «Rayo»

El conjunto torrejoncillano, lejos de amilanarse, decidió echarle huevos al asunto e ir a por el partido, tal vez con más corazón que cabeza. La conjura dio resultado y el juego local volvió a mejorar notablemente, ayudado tal vez por la confianza que generó en el rival el ir con ventaja en el marcador. A falta de seis minutos para el final del encuentro un rechace al borde del área le quedaría a Raúl Hernández, el cual amagó a su par y de tiro con su pierna izquierda volvió a establecer las tablas en el electrónico, anotando su tercer gol en tres partidos disputados. Tras el empate el conjunto local volvió a creer en si mismo, confiando en que la victoria era posible, encomendados y confiantes al mismo tiempo de que Javi Melchor seguiría parando lo imparable. Las ocasiones se alternaban en ambos bandos y fue un saque rápido del portero torrejoncillano el que llegaría a Javi «Lobo« quien a la media vuelta lograría el 3-2 que haría estallar de júbilo a los aficionados que abarrotaban el coliseo pringón.

Olivenza se lanzó inmediatamiente en busca de la igualada, metiendo en su campo a los torrejoncillanos. A falta de cuarenta y nueve segundos David Campañón ocupó la posición de portero-jugador, moviendo rápidamente la bola a fin de conseguir el ansiado empate. Tras una pérdida de balón volvieron a recuperarlo y, a falta de siete segundos para la conclusión del encuentro, sería el propio Chicharrito Campañón quien desde fuera del área mandaría el balón, por debajo de las piernas de Javi «Lobo« primero, y Javi Melchor después, al interior de la portería, estableciendo el definitivo empate a tres que sentó como un jarro de agua fría dentro de seno local. No hubo tiempo para más y todos tuvieron que conformarse con el reparto de puntos.


Goles rosas: Iñaki, Raúl Hernández y Javi «Lobo»

*El crack: Javi Melchor. Nuevamente el guardameta rosa fue el más destacado de su equipo, desbaratando una y otra vez las afrentas contra su portería. Logró mantener imbatida su portería en la primera mitad y fue el gran salvador de su equipo en la segunda parte cuando la cosa pintaba en bastos. De no estar él bajo los palos la situación podría haber sido muy distinta. Arañita rosa.

*Vaya día: Leví. Una pena la temprana lesión del mariscal pringón, la cual no le impidió seguir jugando posteriormente a pesar de las molestias que le estaba causando. El golpe fue duro y esperemos que se recupere para el partido del próximo fin de semana, ya que «el pequeño Leri» es un jugador de vital importancia en el juego de los de Pavía.

*El dandy: Ismael «Rayo». El joven ala oliventino dejó grandes muestras de calidad en el partido, logrando además el golazo de la tarde. Demostró su buen hacer con el balón ante un abarrotado pabellón que se fijó en los dotes del chavalín. Lleva ya seis tantos esta temporada y de promesa ha pasado a convertirse en uno de los cracks de esta Nacional «B» extremeña.

*El duro: Raúl Caro. A pesar de ser todo un fuera de serie con el balón en los pies, el oliventino tuvo un fuerte encontronazo con Leví que mandó al cierre pringón derecho al banquillo resentido de su pierna. Un infortuno golpe que dejó la peor parte en el jugador torrejoncillano.

*La anécdota del partido: los rosas estrenan camiseta. Los jugadores del AD Batalla de Pavía Torrejoncillo estrenaron en el partido las equipaciones para la presente temporada. Las mismas siguen siendo de color rosa, pero en una tonalidad más fuerte, similar al rosa de los rotuladores subrayadores. No tienen publicidad a esperas de un patrocinador y llevan el dorsal tanto en la parte trasera de la camiseta como en uno de los lados del pantalón corto. Además, en la parte trasera de la camiseta justo debajo del número lleva inscrito «TORREJONCILLO«. Con las nuevas camisetas, los dorsales asignados para los nuevos fichajes han sido el 14 para Dani «Lute» y el 17 para Iñaki Sánchez. Esperemos traigan suerte en la presente temporada.

*El rincón estadístico. Los oliventinos siguen sin saber qué es ganar al conjunto torrejoncillano. Por lo menos en el partido de hoy han conseguido sacar un empate en su cancha, haciendo olvidar las dos derrotas sufridas la anterior campaña.


Los torrejoncillanos, a pesar del mazazo de recibir el empate in extremis, consiguen un nuevo punto que los mantiene en los puestos altos de la clasificación sin conocer la derrota en los últimos cinco encuentros disputados. Un empate que debe tomarse como algo positivo dado la gran calidad del equipo al que se han enfrentado, un conjunto con grandes jugadores que mueve muy rápido la pelota y que aún no conoce la derrota en este campeonato. Los oliventinos han sido un digno rival en el día de hoy y gracias a la calidad que poseen hemos podido disfrutar de un autentico partidazo de fútbol sala. Otra jornada más, el conjunto torrejoncillano ha vuelto a realizar un encuentro muy completo, madurando las jugadas y manteniendo la mente fría en los momentos más difíciles del encuentro. Y como todo buen equipo, siempre hay un santo al que encomedarse y ese en los últimos encuentros tiene nombre propio: Javi Melchor.

Destacar el ambientazo reinante en las gradas del pabellón torrejoncillano, la mejor asistencia de lo que llevamos de temporada dado la calidad del encuentro, el cual ha atraido a multitud de aficionados al fútbol sala de pueblos vecinos. Como cada fin de semana la afición no ha fallado a su cita con el equipo, desde los más pequeños hasta los mayores nadie ha querido perderse un nuevo encuentro de sus chicos, sabederos de la calidad por metro cuadrado que iban a encontrar en este partido. Dar las gracias de nuevo a los aficionados, ya que son el tesoro de este equipo y como todo buen tesoro hay que cuidarlo, agradeciendo la entrega de éstos fin de semana tras fin de semana.

Del resto de la jornada debemos citar los otros dos empates que se han dado, entre Madroñera y Casar de Cáceres (2-2), de manera que el conjunto quesero vuelve a dejarse dos puntos en el camino, y entre Hervás e Independientes Caurienses (3-3), resultado que hace sumar el primer punto a los del Alagón pero que no ayuda ni a unos ni a otros, dejando a ambos en puestos de descenso. Malpartida volvió a la senda del triunfo tras sudar de lo lindo ante Zarza (7-5), Jarandilla vapuleó a Torrequemada (8-2) y se reengancha a los puestos de cabeza, mientras que los emeritenses Grupo Sánchez lograron una victoria importantísima en cancha de Villalba (4-5) dando muestras de que van completamente en serio a pesar de su inexperiencia en la categoría. El palizón de la jornada lo dió el líder Almendralejo quien, con un partido menos, vuelve a ocupar el primer puesto de la tabla tras pasar por encima del filial del Extremadura Cáceres 2016 (11-1). Para la matinal del domingo nos queda el atractivo choque entre Cáceres F.S. y Zorita.

El buen futsal vuelve a tener como escenario el próximo fin de semana el pabellón municipal de Torrejoncillo, jornada en la cual nuestros chicos del AD Batalla de Pavía Torrejoncillo reciben la visita de Gefiscal Hervás, conjunto en horas bajas. Por lo tanto emplazamos a todos los aficionados a que vuelvan a acercarse el próximo fin de semana a animar a su equipo en un encuentro en el que lograr los tres puntos es tarea vital para no perder comba respecto al grupo de cabeza. ¡Freaks del futsal, un abrazo!

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENTREVISTA jOSE FRANCISCO MORENO MORENO ATLETA TORREJONCILLANO

no images were found

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN