Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

LA ENTREVISTA

Dedicatoria: A quienes buscan satisfacción y alegría. Ideas de San Pedro de Alcántara. Obra: “Tratado de la oración y meditación”, cap. II. “De la materia de la meditación”.

No hay cosa más ridícula
en conversación comenzada
que se quede uno
falto de palabras,
por no ocurrírsele nada.

La conversación terminaría pronto
y cada interlocutor
aunque fueran amigos del almas
cada uno se iría, aburrido,
para su casa.

Peligro hay en esto
cuando se alcanza
aquella devoción primera
o, si queremos,
cuando se inicia la charla
que no se sabe
cómo ha de terminar
aunque empezada se halla.

Cuando hay amistad,
las palabras, fluyen, largas,
con ideas vertidas
que a ninguno
de los dos que hablan
les cansa.
Es como cuando, enamorados
el novio y la novia tratan
de contarse sus cosas
y que el reloj se para.

Así es como cada uno
que concierta con Dios
una entrevista
prolongada o vasta
hay que ir preparado
para hablarle o decirle
lo que uno quiere, siente
o tal vez le preocupa o pasa
dando soga larga
a que no se acabe la materia
que así se llama, en la oración,
lo que hay que tratar
con seriedad,
sin prisas y calma.

¿Entre amigos todo esto?.
¿Entre Padre e hijo
no puede haber materia improvisada?.

Claro que sí,
y hasta que uno se decide,
la cosa marcha.
Pero hay que reconocer
que muchos,
no conocen a este Padre
a esta persona tan culta,
tan inteligente y tan elevada.
Por lo que para que la entrevista
resulte una gozada,
al menos se ha de acudir a ella,
desde cualquier lugar
pero con aquella espontaneidad
que el caso reclama.

Cierto que es en espíritu y en verdad.
Pero ¿y si ellos faltaran?.
Creo que para que esto no ocurra,
nuestro Director
San Pedro de Alcántara,
en estas lides diestro
y en estas entrevistas acaloradas,
es el que nos recomienda
que a ellas se ha de acudir
como a cualquier otra
y, para que valga,
no hay que perder de vista
que la entre Dios y el alma,
lógico es que se ha de procurar
el bien de esta última
por cuanto a Dios
le sobra el bien y no le falta.

Son dos cosas sencillas
las que en la carpeta reclaman
que en la entrevista se traten
y algo se resuelva a favor
de quien de la carpeta las saca.

Son sobre el temor y amor
que, no hay que olvidar
que si estas faltan,
los demás temas tratados,
materia por supuesto clara,
poco o nada se aprovecha de ellas
aunque nos alcemos en la conversación
a alturas insospechadas,
en que las nubes
en comparación, resultan bajas.
Del símbolo o credo se saca
materia más que suficiente.
Pero ojo, que sin temor y amor procurado
queda todo escusado
aunque por otra parte se pretende.
Por tanto, en la entrevista regia,
entre el Rey y el súbdito
entre el Padre y el hijo,
que no falten el temor y amor a Dios
porque por muchas palabras que mediaran
ninguna nos ayudará tanto
si se olvida lo principal causa.
Dicho esto, ¡vaya charla!
será provechosa
para quien a la entrevista acude.
y festiva para quien la dirige a ciegas
por la experiencia que tiene
en que la materia no decaiga.

Y es que Dios es experto en entrevistas.
Y en conversaciones cortas y largas.
Y, aunque no se le deje meter baza
en muchas que se comienzan,
y se improvisan,
espera y espera paciente
a que se desatranque el alma.

Nuestro Director San Pedro,
que de esto sabe la tira
por experiencia y amor que le embargan,
nos dice, que si el símbolo o credo
se nos hace, por alguna razón lento
en suscitar la charla,
que acudamos a la vida y pasión del Señor
que de ahí, ¡quien se escapa!,
cuando de amores será la conversación
y de lo que el enamorado divino supo
sufrir por las almas.

No hay vuelta de hoja.
La materia, como las cartas, están echadas
sobre la mesa de nuestra disposición
para que la oración con estos resortes
sea una romería de bienes
un intercambio candente
de cosas que nos pasan
o de las que somos simplemente testigos
por lo que los demás ,
personalmente o por los Medios nos largan.

Que en la conversación sostenida
siempre por justa causa,
salidos de la audiencia cordial,
mantenida desde el alma,
que no tengamos remordimiento
de habérsenos olvidado
de pedir por la conversión
de los que a ella siempre faltan.
Los pobres, no saben lo que se pierden
Y es que la oración es alegría
de hablar y ser escuchado
en las más altas instancias.
¡Una gozada.!
Ah, se me olvidaba.
Regla de oro.
En la medida en que escuchas
en la oración comenzada,
es en la medida que te aprovechas
de otras Palabras,
que son las que Díos,
desde ti mismo,
como dardos de enamorado
te lanza.

Ángel Gómez Sánchez.

Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

About The Author

COMERCIO EN TORREJONCILLO Y VALDENCÍN

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019