Subiendo la calle Cojona

Subiendo la calle Cojona
Torrejoncillo, nombres sensatos y más footing que industria

Cuarto artículo de la saga dedicado a Torrejoncillo o a torrejoncillanos de la mano de J.R. Alonso De la Torre publicado en la contraportada de papel del diario Hoy.

Cruz de la Calle Coria. Imagen: Hoy.es

Cruz de la Calle Coria. Imagen: Hoy.es

De Torrejoncillo se habla con respeto. Uno menta esta localidad ante personas mayores y las caras se iluminan tanto como si a uno de 40 le mencionan ‘El Corte Inglés’. En Extremadura, Torrejoncillo y ‘El Corte Inglés’ evocan el tiempo de la felicidad, cuando uno era joven e iba a comprarse los primeros zapatos, las joyas de la boda, un equipo de alta fidelidad o unas zapatillas con airbag. Comprar siempre ha sido divertido y en ese punto, estos dos nombres trascienden lo real y significan más que un lugar, más que un comercio.

Hace 60 años, en Torrejoncillo había 500 zapateros, 30 orfebres, una legión de pañeros e infinidad de alfareros. Hoy queda un zapatero, Alejandro, tres orfebres (Marce, César y Antage), un pañero llamado Pedro y tres alfareros: los tres se llaman Antonio y los tres se apellidan Moreno.

El padre de una de esas sagas de alfareros, los Moreno León, inventó un horno llamado el Fogón de Daniel. Es conocido por doquier, se exporta con éxito y hasta Imanol Arias y Juan Echanove lo alabaron en aquel programa en el que iban por España comiendo y conociendo. Además, Cándido, Arroyo y Leandra elaboran dulces. Hay dos secaderos de jamones (Rodilla y Ángel Gil) y lo que ya no quedan son jaboneras ni fábricas de gaseosa.

En los tiempos en que Torrejoncillo tenía 5.500 habitantes (hoy son 3.200), había en el pueblo cuatro cines. Donde hoy está muebles Galán, había un teatro de estilo neoclásico con mil butacas por el que pasaron Antonio Molina, Rafael Farina y Lola Flores. Se llamaba Lasi en honor a su dueño, Laureano Simón, uno de los terratenientes más fuertes de Extremadura. De aquellos tiempos se conserva el cine España, aunque en estado ruinoso.

Pero dejemos a un lado ese esplendor pasado que obliga a decir Torrejoncillo con respeto. Entremos en el pueblo y asombrémonos con el presente. Destacan a primera vista dos detalles: uno es el entramado urbano de judería, el otro, las cuestas suaves, pero continuas, que han formado una legión de corredores en esta localidad donde el cross urbano es afición primera. En esa trama de calles y callejas, hay muchas casas marcadas. Unas tienen las señales de la masonería, otras, la estrella de David de los judíos. Luego están los nombres sensatos de las calles. Una en cuesta se llama calle Cojona. Dos calles de tamaño pequeño reciben el nombre de Chica y Corta y otra, donde hay un caño para refrescar el gaznate, tiene el sabio nombre de calle de la Fuente de Beber.

En Torrejoncillo no se andan con zarandajas ni complicaciones a la hora de bautizar. Será por eso que dos de los tres alcaldes de la democracia tienen nombres inolvidables: don Moisés Leví Paniagua, actual alcalde del PP, y don Críspulo Manibardo, que lo fue del PSOE.

En el centro del entramado medieval y hebreo, una cruz de lata señala el punto donde nació Torrejoncillo. A partir de ahí, se expandió el pueblo y si se mira a los tejados, enseguida se repara en dos particularidades que caracterizan las casas: unas chimeneas descomunales y unos formidables depósitos de agua.

En el barrio de San Sebastián, hay un rincón rústico, tradicional y legendario. Se trata de la cruz de San Sebastián, donde, reza la leyenda, se sentaba San Pedro de Alcántara a descansar cuando caminaba desde El Palancar hasta Ávila con la intención de visitar a Santa Teresa de Jesús. Pero hay más cruces, una en cada entrada del pueblo. Dicen en Torrejoncillo que los atletas entrenan pasando por las cuatro cruces y subiendo por las barreras y cuestas. Y aseguran que hay tanto corredor como antes había industriales. A cientos.

About The Author

3 Comments

  1. Lorena Chiaruttini Vecino

    Maravilloso, tal cual lo conoci en 2006 cuando viajamos al Congreso de Extremeños en el mundo. Pude vivenciar lo que nos contaban los abuelos de su pueblo natal: Eloy Vecino Garcia (zapatero también) y Gregoria Sanchez Bueso (mi abuela Gori), también el pueblo natal de mi madre, pero ella era bebe cuando vino a Argentina, incluso, nunca pudo conocer su tierra. Las sensaciones que viví transitando esas calles, es difícil de transmitir, sentí que ya lo conocía sin haberlo visto nunca. Torrejoncillo siempre presente en nuestras vidas. Saludos desde Argentina, con mucho afecto.

  2. PRESENTE

    Bonito articulo, ,apoyado en el pasado y relatando un presente bastante más ruinoso que antaño, cualquiera que lea este articulo se ira imaginando quizas lo que no hay en realidad,y que lo tiene pero sin explotar y eso es lo lamentable Torrejoncillo  no se ha cuidado,turísticamente no se ha vendido alguien debería de trabajar este campo , tiene recursos y posibilidades,ya  lo hemos planteado en varias ocasiones ,pero a pasado por alto (seguiremos insistiendo),un pueblo que pregona a los cuatro vientos que era y que es artesano y no tiene un triste museo,un pueblo que tiene una pieza única que es su pañuelo del gajo,los antiguos y los modernos, que se hacen hasta fuera de Extremadura,y no se le da la mińima importancia. , el mercado artesanal se hizo por la insistencia de algunas personas y cuando ya los-pueblos de alrededor llevaban años haciéndolo ,hay que hacer que Torrejoncillo llame la atención turistcamente para que venga gente a verlo, es una forma de darle vida al pueblo.Sin olvidar nuestro pasado tenemos que trabajar por el presente y futuro.

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENTREVISTA jOSE FRANCISCO MORENO MORENO ATLETA TORREJONCILLANO

Fotografías de Torrejoncillo 2017

16832001_1437470382951546_9131995247328363484_n 18118846_1711073932252514_2170199419524802258_n 19958967_1805817859444787_790885685060041978_n 20604450_1607443085935054_2048820558051672087_n 21077603_1626330920712937_1940182264768987263_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22050137_1656449894367706_2088092676251615023_n 22539738_1672553832757312_4137352563100312241_n 25289484_1725271897485505_8131932433495216355_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN