CALLE LIBERTAD

En alguna de mis muchas incursiones en el Archivo Municipal, vine a enterarme de que la Calle Don Lorenzo Díaz, hubo un tiempo, allá por la República, o incluso antes, que se llamó Libertad.

¡Qué hermoso nombre para una calle! ¡Y cuánta grima no les causaría a los Ayuntamientos de la Dictadura de Franco que, en Sesión de 26 de Enero de 1958, la Corporación Municipal tomó la decisión de dar el nombre de Don Lorenzo Díaz, a la que aún entonces se llamaba Libertad y que fue mi calle durante buena parte de mi vida. Y así, en acta de 29 de Julio de 1959 ya se refleja el cambio de nombre de las calles Triana por Sebastián Llanos y Libertad por Don Lorenzo Díaz.

He pasado muchos años de mi vida ignorando quién era éste Don Lorenzo tan importante que despojó a mi calle de nombre tan especial. Y, mira por donde, que me enteré una mañana en el transcurso de una de esas jornadas maratonianas que, cuando me lo exige la curiosidad, me paso en nuestro Archivo. Y, como hace unos días, mi amigo y compañero “Gali” se refería al tal señor y decía no poseer muchos datos acerca de su persona, pues ahí va lo que yo, modestamente, he podido averiguar.

Resulta, amigo Gali, que Don Lorenzo era un cura al que en tiempos de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, se le hizo un homenaje el 28 de Septiembre de 1929, al cumplirse las Bodas de Oro de su Ordenación Sacerdotal.

A continuación, para saciar tu curiosidad y la de los adictos a los datos históricos, reproduzco íntegramente el Acta de Pleno del Ayuntamiento de fecha 5 de Agosto de 1929, en la que se ensalza a Don Lorenzo y se justifica el homenaje:

“…con motivo de cumplirse el día 28 de Septiembre próximo el cincuentenario de su Ordenación sacerdotal…pues para nadie es un secreto la labor cristiana, cultural y social desarrollada por tan digno párroco durante los 36 años de apostolado en la misma, regentando su parroquia. También sabemos todos los vecinos que entre las muchas virtudes que lo adornan a tan digno sacerdote, destaca con brillante aureola, la caridad, pues ninguno ignoramos que durante esos 36 años no dejó ni un solo día de hacer la visita domiciliaria a los enfermos graves y aún contagiosos, principalmente y con predilección a los pobres, a cuyos humildes hogares llevó cotidianamente, juntamente con el fortalecimiento y consuelo espirituales, infundiéndoles la dulce esperanza de su salvación, el socorro material, para aliviar hasta donde pudo la estrechez y la miseria del enfermo. Únase a esto, el que jamás desertó, sino que por el contrario redobló su celo y asistencia en épocas de epidemias, siendo una de ellas la de la gripe padecida en el año de 1918 en la que en 15 días fallecieron cerca de un centenar de personas asistiendo a todas ellas en los últimos momentos de su vida, y que a su fe y a su celo se debe la existencia de asociaciones particulares de carácter privado en la localidad y todo ello constituye una serie de motivos y razones que demandan y exigen que, al celebrar, las Bodas de Oro de su Ordenación Sacerdotal, se le tribute a tan benemérito sacerdote, nuestro paisano, un homenaje de gratitud, respeto y veneración por todo el pueblo; homenaje que sin perjuicio de lo que acuerde el Ayuntamiento pudiera consistir en la entrega al homenajeado de un artístico pergamino firmado y ofrecido por la Corporación Municipal en nombre de todo el vecindario.

Entiende además el que suscribe que el Ayuntamiento debiera promover expediente solicitando del Gobierno la concesión de la Cruz de Beneficencia, para tan activo, celoso y caritativo párroco…”


Para este fin, el Ayuntamiento, presidido por Don Sebastián Llanos Núñez, aprobó una transferencia de crédito por valor de 200 pesetas (que ya eran pesetas en la época), para poder así agasajar a Don Lorenzo como se merecía.

No pondré yo en duda ni las virtudes humanas ni mucho menos las cristianas que, sin duda, adornarían al buen señor; pero durante esa época de la gripe tan terrible que asoló Torrejoncillo, también hubo un hombre que se dedicó de día y de noche a sanar los cuerpos de nuestros vecinos enfermos, y a nadie se le ocurrió hacerle un homenaje ni ponerle una calle. Modestamente opino que tan importante es la salud del alma como la del cuerpo. Me estoy refiriendo al médico Don Alfredo Laín Ochoa.

Evidentemente eran tiempos de Dictadura, y palabras como Igualdad, Libertad y otras por el estilo, harían entonar el «vade retro» a más de uno.

Creo que no es muy difícil que ustedes imaginen que si de mí hubiera dependido a quien yo hubiera homenajeado y hasta erigido una estatua en medio de la plaza, hubiera sido a los braceros de la época que eran los que tenían que hacer verdaderas acrobacias para que, esa peseta que ganaban, (¡si la ganaban, que esa es otra!) les llegara para lo más esencial. Lo dicho, que mientras esos braceros se ejercitaban atléticamente, no para llegar a fin de mes que es concepto muy de nuestros días, sino para llevar al final de la jornada un pedazo de pan a sus familias; el bueno de Don Lorenzo se ganaba su fama de cristiano ejemplar y dadivoso cobrando ¡¡50 PESETAS!! (párense y reflexionen) por un simple Sermón de Jueves Santo, que digo yo, que después de 50 años de profesión ya le saldrían como rosquillas… copiar y pegar.

Resumiendo, y sin la más mínima acritud que diría el otro, los braceros y el mismo Don Alfredo se merecían más la calle que el propio don Lorenzo; pero claro, no hay color. No es lo mismo salvar el alma, incorruptible, para toda la eternidad que salvar el cuerpo, biodegradable, por un tiempo limitado.

Por este lado debieron mirarlo, sin duda, los Ayuntamientos de la Dictadura, la de Primo de Rivera y después la de Franco..maneras de ver las cosas… o de no querer verlas.
Mientras tanto, yo sigo pensando que al bueno de Don Lorenzo le bastaba con la placa que le recuerda y que podemos ver en la fachada de la “Casa del Cura”, en la Calle Pizarro. Y que a mi calle podrían haberla dejado tranquila, disfrutando de su nombre, LIBERTAD, que es palabra dulce, de orillas anchas en las que recalar de los naufragios cotidianos, serenos y confiados.

Mª José Vergel Vega

About The Author

12 Comments

  1. juli

    no podria estar mas de acuerdo con el ultimo comentario.Cada uno expresa su opinion pero no por ello con animo de enfrentar a unos con otros…y el que no lo entienda asi, ya se de que pie cojea

  2. Ana

    Criticón, nadie ha discutido por el nombre de una calle.. simplemente se expresa una opinión personal y repito muy bien argumentada por Maria José y con respeto , algo que tu no haces en tu comentario. Las únicas personas que dividen son las que opinan como tu… que se toman de forma personal artículos que se escriben en una página wed…

  3. Juanmi

    Hola de nuevo Aguirre, he aprovechado tu reseña para dejar claro que la automoderación de los comentarios es por parte de los usuarios y no por la nuestra 😉

    Sabes de verdad lo que me gustaría a mi, que la gente se animara a publicar más noticias, da igual el lado que sea, incluso Criticon, sería magnífico para el resto del pueblo ver más opiniones, eso si deberiamos saber quien las escribe, no pueden ni deben ser anónimas.

    ¡ Animaros ! y escribirnos al mail de administración

  4. Ricardo

    Pues entonces no tiene mucho sentido, porque este blog nunca se ha decantado ni por un lado, ni por otro de la mesa…de echo, creo y estoy seguro que de los tres administradores de la página que somos, tenemos opiniones muy distintas y pensamientos muy alejados en algunos temas, pero como te he dicho, esta página seguirá en la linea que ha tenido hasta hoy día, dedicarse a informar y mantenerse al lado de crear polémicas por ideas o pensamientos políticos. De eso estoy más que seguro, porque si entrásemos en esas discusiones, no te preocupes que yo sería el primero que abandonaría el barco. Nosotros no podemos controlar los usuario que acceden a la pagina, todos tienen los mismos derechos de leer y opinar.

     

    Creo que el artículo de Mª José es muy bueno, bien documentado y sin ánimo de ofender a nadie. Símplemente se ha dedicado a reflejar lo que muchos habéis vivido y lo que otros muchos hemos estudiado y escuchado de nuestros abuelos. Por ello creo que le tendríamos que agradecer el trabajo realizado para todos los lectores de esta página y animarle a que pronto nos deleito con otro maravilloso artículo.

     

    Un saludo

  5. Aguirre

    Sí, yo tambien me refiero a los usuarios. Nunca lo habria dicho ni por ti ni por Chepe. Os conozco muy bien a los dos.

  6. Juanmi

    Hola Aguirre, de acuerdo contigo, tiene que haber un «Criticón» o dos o los que sean, no todos podemos pensar igual, que aburrimiento imaginate.

    Quiero aclarar que el ratio de votos negativo o positivo viene de parte de cada uno de los usuarios que vota, es decir no tiene nada que ver con la administración del blog, es lo bueno que tienen, se automoderan, y lo bueno es que no hay censura, puedes leerlo siempre que quieras. Creo que es la mejor opción, todos los votos valen.

    Saludos.

  7. Aguirre

    Bueno, pues acabo de entrar por aquí y sabeis lo que os digo? me gustan los artículos de Mª Jose, aunque siempre estén cargados de un cierto toque ideológico, pero estoy totalmente de acuerdo con Criticón. El ratio de votos negativos ya se sabe de quien viene. De todas formas animo a Mª José a que siga escribiendo y si hace falta a Criticón, a seguir criticando. Esta es la libertad, creo, de la que habla Mª Jose ¿o no?

  8. gala

    Señor criticón, por hablarle de alguna forma que no sea despectiva como ha hecho usted con la persona que ha escrito este artículo.
    Que Mª José ha leído poco, jajaja. Me da la risa.  Que no se documenta? jajaja, me vuelve a dar la risa.  Documéntese usted y después hable.
    La interpretación de la historia no es como la ve Mª José o como la ve usted, es la que es, y ya está bien que álguien llame a las cosas por su nombre, y ponga a cada uno en el sitio que le corresponde y no el que en un momento se les otorgó.
    Habla también de que este foro debería servir para unir a un pueblo, no para separarlo, empiece por usted señor mío que el plumero se le ve bastante.
    Mª José, sigue poniendo las cosas y a las personas en el lugar que merecen.  Ya está bien de tanto esconder lo que a algunos como a este señor no le interesa que salgan a la luz.

  9. juli

    señor criticon, no es cuestion de remover el pasado ni de enfrentar a unos con otros.Dices que a saber donde iban a parar las 50 pesetas ? da igual a donde fueran o si el cura este se las quedaba, la cuestion es k era un abuso como tantos otros para los jornaleros que bastante tenian con poder juntar algo para comer……y luego viene el cura este y le ponemos una calle por sus buenas obras jaja Desde aqui felicitar a Mª Jose por su articulo, siempre valiente¡¡.
    ¡SALUD Y REPUBLICA¡

  10. CRITICÓN

    Documentación? Excelente redacción? Tu has leido poco, me parece a mí…. Me hace bastante gracia, la verdad. No se puede reescribir la historia, ni partir del supuesto de haber estado allí (Probablemente no habrías cambiado la libertad por un fusilamiento o cárcel.) Debes caer en la idea de presuponer para ti cualidades superiores a tus antepasados más recientes por no hacer lo que hubieses hecho tú, si hubieses sido alcladesa. Bueno, reconozco que quizá sea una interpretación muy aguda de tu texto, pero no menos que la tuya de los hechos que acontecieron entonces. Te recuerdo que en la iglesia existen también archivos sobre el estado de cuentas de cada párroco. Ve allí y confirma si esas 50 pesetas iban a parar al bolsillo de D.Lorenzo o si las empleaba en pobres. Ah, que…¿no lo has hecho? ¡Uy! Esto me huele a derivación en ideología política o religiosa…. creo que si quieres asunto para debatir, tienes un ayuntamiento en tu pueblo arruinado. Sí luchas en nombre de la igualdad y la libertad ahi tienes la oportunidad. Si eres capaz de arreglar aquellas vicisitudes que alli pasan, dejo que le pongas a la calle el nombre que estimes. Si no, me gustaria más que en el próximo texto debatieses sobre el sexo de los ángeles; que es más productivo que discutir por el nombre de una calle, tal y como están las cosas. Saludos camarada…..Y, no te enfades, mucha gente debería estar enfadada por lo que has puesto en un blogg que habla de nuestro pueblo. Un foro que debería utilizarse para unirnos, no para dividirnos

  11. Pedro Lobato

    Yo también preparé una felicitación, incluso pretendí enviarla pero no pude. Muy valiente tu relato.
    Pedro Lobato.

  12. Ana

    Enhorabuena por el artículo Mª José!! me encantó el día que lo leí y ahora que se pueden escribir comentarios lo manifiesto. Creo que así es como hay que escribir una noticia o artículo, documentándose y con una excelente redacción como es este caso. Que pena que ahora que sí tenemos libertad no tengamos una calle con ese nombre!!

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

16508010_1620946211265287_5705089997363605783_n 16711568_1429065077125410_58464246027591575_n 16711766_1432328723465712_1122829276706084580_n 17425073_1648852888464196_3473385228438301577_n 17757655_1477935088905075_6334163317880540352_n 18034314_1706707672689140_7225618045903026295_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21077807_1637248479640401_6554189495065177611_n 23844538_1957669454259626_2651093329054988574_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN