Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

"DICEN QUE SOY UN OFTALMÓLOGO DE FAMILIA"

A continuación reproducimos la entrevista que le hicieron a nuestro paisano Quique en El Diario Médico.

Enrique Santos Bueso, de Torrejoncillo, Cáceres, fue Premio Extraordinario de Licenciatura y Doctor en Medicina y Cirugía, becario de Investigación de la Cátedra de Oftalmología de la UEX, realizó la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, y posteriormente de Oftalmología en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, donde ejerce en la Unidad de Neurooftalmología del Servicio de Oftalmología.

Pero además es un apasionado del arte sacro de los siglos XVII XVIII, que colecciona en su casa cercana al Retiro, junto a su mascota, Pedrito, un bulldog inglés de 30 kilos, que hace las veces de alarma.

ENRIQUE SANTOS BUESO

¿Cuántas obras tiene?

-Unos 150 cuadros y tallas, especialmente pintura del siglo XVII y XVIII. Muchas están aún en restauración.Son un recuerdo de todos los viajes que hago. Estuve rotando en un hospital en Buenos Aires, en el Ricardo Gutiérrez. En la zona de San Telmo hay un montón de anticuarios… y allí compré algunas cosas. También me gusta visitar la zona del Tiergarten, de Berlín, Portobello en Londres, Alfama en Lisboa… en muchos sitios voy adquiriendo cosas.

Además, tengo unos 2.500 libros de arte, poesía y novela contemporánea…

¿Cómo empezó a coleccionar estos objetos?

-Cuando intento explicar el motivo de mi afición al coleccionismo de pintura, la verdad es que no sé explicarlo correctamente. Es una pulsión bastante intensa que me hace rodearme de objetos determinados, especialmente delicados y extraordinarios, con una vinculación de las obras entre sí, entre las obras y los viajes y las ciudades. Y sobre todo el estar rodeado de belleza. Mi casa es un remanso de paz.

¿Cuál fue la primera obra que adquirió?

La primera fue un misal del siglo XVII que compré en Badajoz cuando era becario de oftalmología en la Universidad. Me gasté el sueldo entero. Estudié hasta COU letras puras, y el arte siempre me ha gustado mucho. Hay algunas que son caras y de alta época, del XVII o del XVIII, pero tengo de todo. Muchas veces, sobre todo de residente, me he quedado sin vacaciones por comprar un cuadro.

¿Y la última?

-Una talla italiana de San Francisco de Asís con hábito blanco, del siglo XVII.

Una de mis amigas es restauradora. Bastantes cosas de las que compro están deterioradas, así que antes de adquirirlas le pregunto y si me dice ¡cómpralo! lo hago y luego ella las restaura. Además es ella también la que mantiene toda la colección. Recuerdo que el cuadro que me compré en Buenos Aires, nada más llegar a Madrid se resquebrajó de arriba abajo por la diferencia de humedad. Tengo en casa un dispositivo para mantener las condiciones necesarias.

¿Cuál es su preferida?

-Yo creo que todas. Mucha gente que tiene antigüedades empieza a deshacerse de ellas para comprar otras, y yo no he llegado a ese punto. Cada una tiene su historia y su encanto. Tengo una ménsula criolla que traje de Buenos Aires; es un recuerdo del tiempo que estuve en el hospital infantil Ricardo Gutiérrez…

¿Viaja mucho?

-La verdad es que últimamente no paro. Voy con mucha frecuencia a Londres, a Berlín y hago mucho turismo de idiomas. El francés se me está olvidando, me he dado cuenta cuando he estado en Nador, así que este año voy a ir a hacer un curso a París. Cuando quiero desconectar me voy un fin de semana a Lisboa.

¿En cada viaje visita los anticuarios?

-Sí, ya me van conociendo. En Berlín compré una reproducción preciosa de la Madonna Sixtina, de Rafael, que se salvó del expolio nazi. La tenían por ahí guardada. Cada una tiene su historia.

¿Cuál le produce más satisfacción?

-Una santa Luzgarda. Era una monja belga del siglo XVI, que compré en París en una testamentaría y estaba hecha fosfatina. También tengo una talla de Santa Teresa que es de mis favoritas. Cuando la compré casi no me cabía en la casa porque vivía en un estudio y se la llevé a un amigo a su casa una temporada.

¿Por qué cambió oftalmología por familia?

-Hice Medicina de Familia y la tesis doctoral, y después oftalmología en el Hospital Clínico. La Medicina de Familia es compatible con todo y adquieres una formación bastante buena de Medicina Interna.

Los compañeros me dicen que soy oftalmólogo de familia. Te da otra dimensión, y sobre todo ves más allá del ojo, porque en las superespecializaciones se queda uno un poco más limitado. Tengo mucha relación con atención primaria.

¿Por qué viaja a Nador?

-Voy con una ONG que trabaja en el norte de Marruecos, principalmente en Nador. Hemos hecho diagnóstico y tratamiento de los niños ingresados en un colegio de invidentes de la ciudad, y también una selección de los casos potencialmente recuperables para ser canalizados y derivados a hospitales de la sanidad madrileña.

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019