Construcciones y Reformas Hermanos Cordero promociona a TTN

MIRIAM “LA ARQUILLEJA”

Flamenco, acervo de cantes y bailes españoles de muy antigua procedencia y variopinta estirpe étnica -árabe, judía, gitana y del África negra-, que se consolida, en el transcurso de los últimos 150 años, como forma artística individual y diferenciada.

Sus raíces son inciertas; aunque las primeras manifestaciones conocidas surgen a finales del siglo XVIII, se supone que ya existía mucho antes. El arte flamenco nació en Andalucía en el seno de una comunidad marginal, intercultural y hostigada, en la que convivían judíos, árabes, cristianos y gitanos, y a la que se sumaron, durante el siglo XVI, los ritmos de la población negra, que hacía escala en el puerto de Cádiz, antes de partir hacia las plantaciones americanas. Tradicionalmente aparece asociado al pueblo gitano por haber sido éste su principal difusor e intérprete, así como el que mejor supo fundir en un solo crisol musical brotes de raíces tan diferentes como las melodías árabes, los cantos judíos de la sinagoga, remotos fragmentos de la liturgia bizantina y aportaciones de la cultura musical andaluza. Del carácter marginal y acosado de sus etnias de origen procede el elemento de extremo dolor que generalmente proclama, y de la riqueza y variedad de ritmos y culturas musicales emana tanto la trascendencia de sus cantes y bailes como la contagiosa y explosiva forma en que expresa sus alegrías.

Los verdaderos artífices del cante y bailes flamencos iniciaron el desarrollo de su arte en su versión moderna en las últimas décadas del siglo XVIII, periodo en el que coinciden en su normalización con otras artes de procedencia popular, como, por ejemplo, las corridas de toros. Durante ese siglo, el pueblo andaluz tenía un comportamiento privado muy particular; a través de sus reuniones en mesones y tabernas, donde el baile, el cante y la guitarra eran el principal motivo, se fue forjando un género musical, literario y coreográfico que hoy responde universalmente al nombre de flamenco. Esta célula embrionaria tuvo sus asentamientos en los barrios más pobres y artesanos, coincidiendo con el nacimiento y exaltación del ‘majismo’, es decir, el gusto por lo plebeyo, con una personalidad y unos comportamientos propios. En esa época ya existen obras que recogen formas andaluzas de baile y cante, tales como tiranas, seguidillas, fandangos, cachirulo, playeras, chandé, zapateado, zorongo y olé.

Con motivo de la guerra de la Independencia española (1808-1814) y los acontecimientos políticos siguientes, surgieron numerosas canciones, coplas y bailes como aportación artística que se manifestó en los teatros y en numerosas manifestaciones populares. Todo este material tuvo una influencia positiva en la formación del flamenco. En 1856 ya existían academias que acostumbraban a contratar, para animar ciertos bailes, sobre todo los llamados jaleos, a cantaores profesionales. Así se fueron configurando unos espectáculos de baile en salones a medio camino entre la academia y el café cantante. La denominación de flamenco a este tipo de espectáculo, como género específico, apareció en abril de 1866, al anunciar el Salón de Oriente un gran concierto “de bailes del país con cantos y bailes flamencos” en lugar de la habitual “de bailes del país y cantes andaluces”. La música y la danza flamenca se introdujeron en las clases sociales altas a principios del siglo XIX como un entretenimiento de café.

Texto recopilado de enciclopedia Encarta.

Todo esto nos lleva a Miriam “La Arquilleja”, que por su nombre artístico, más de un torrejoncillano la ubicará en esta familia del pueblo. Sus padres, de aquí, y ella, como si lo fuera, pues suele venir en las fiestas locales. Nació en Madrid, y como ella misma decía el pasado 18 de Abril a las 22,50 horas en el Programa de Canal Extremadura “MAROCHANDÉ”, donde era la artista invitada, no le faltó tiempo para decir que era de sangre extremeña, de una localidad cacereña llamada Torrejoncillo. ¡¡¡OLE, OLE Y OLE!!!, por esos pringones que se sientes orgullosos de serlo, y exportan el nombre y la imagen de nuestra localidad.

Miriam es bailaora de flamenco profesional, y bailó con el ballet de Sara Baras. Suele actuar en lugares de reconocido renombre en el arte, como son El Rincón de la Pacheca, El Corral de la Morería, Casa Pata, etc.

Es reconocida internacionalmente, pues ha actuado en países tan lejanos y distintos en cultura, como Japón; entre otros.

Si tenéis la oportunidad de verla bailar, no la perdáis. Os enlazamos desde aquí a la página de Canal Extremadura, donde podéis ver integro el

video del programa Marochandé Flamenca, del día 18 de abril, en el que Miriam es artista destacada (aunque empiezan con cante, enseguida aparece ella en escena), siendo entrevistada y expresando todo su arte.

¡Gracias!, Miriam, y ¡ENHORABUENA!.


MALM


About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019

OFRENDA FLORAL A CABALLO A MARÍA INMACULADA TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15589555_1448870091811575_584753780314161203_n 16105639_1400048556693729_5685545731025776053_n 17190788_1454956694536248_2907669244534066621_n 17264768_1457365830962001_1070774177699099473_n 17352567_1461983300500254_1927508210332325576_n 19510087_1789090541117519_5377589509898840514_n 21433103_1659923467372902_8390453461554567188_n 22449902_1668907356455293_8027301228098819506_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN

ENCAMISÁ DE TORREJONCILLO AÑO 2019