¡NUESTRA BIBLIOTECA YA HA CUMPLIDO LOS CINCUENTA!

Así es, tal y como reza el título de este artículo, la Biblioteca Municipal de Torrejoncillo ya hace un tiempo que cumplió los cincuenta.

La historia de nuestra Biblioteca Pública se remonta al año 1952, cuando un grupo de 96 personas, entre ellas cinco mujeres: María Dorado Gómez, Rosalía Galván García, Justa Casero González, Rosa Núñez Serrano y Magdalena Mendo Pacheco, decidieron crear un lugar para cultivar el espíritu. Estas 96 personas se convirtieron en socios fundadores de la Biblioteca. El Alcalde, por aquel entonces, era Don Francisco Núñez Lázaro, quien en Sesión Plenaria del Ayuntamiento de 19 de Mayo de 1952, propone que el encargado de la Biblioteca que se proyecta abrir sea el Maestro Nacional, Don Diego Fernández Ortega. Como vocales de la misma fueron designados: Don Antonio Gil Martín, Abogado, y el Cura-Párroco, Don Francisco Rodríguez. El pleno ratificó las propuestas del Sr. Alcalde.

Encontramos nuevas noticias de la fundación de la Biblioteca Municipal, en un acta de una reunión celebrada en el Ayuntamiento el 6 de Noviembre de 1953 a las siete de la tarde. A dicha reunión asistieron: Don Manuel Moreno López, representante de la Alianza Agraria; Don Tomás Sánchez Méndez, representante de la Autoridad Eclesiástica; Don Diego Fernández Ortega, Maestro Nacional y Bibliotecario; Don Rafael Santibáñez Serrano, Concejal de la Comisión de Instrucción Pública; y como persona destacada el Abogado, Don Antonio Gil Martín.

En la reunión se nombra a Don Alberto Hernández Sánchez, de la Hermandad Sindical de Labradores, Secretario de la Biblioteca, y como Presidente de la misma al Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Torrejoncillo, Don Francisco Núñez Lázaro.
Dos días más tarde, el 8 de Noviembre de 1953, se fecha un escrito en el que se hace una breve reseña de las principales características del pueblo, escrito firmado por el Alcalde y Presidente de la Biblioteca:

Por aquel entonces, Torrejoncillo era un pueblo de 5514 habitantes en el que sólo quedaba ya una máquina de hilar lana: “…que trabaja muy cortas temporadas cada año, funcionan hoy como fábricas de mantas de boatas, empleándose unas 30 obreras y 6 obreros. Había unos 40 talleres de fabricación manual de calzado que amparan unos 500 obreros varones y 40 mujeres, que hacen calzado de campo para todas las regiones de España.

Una fábrica de curtidos, dos de harina, dos prensas hidráulicas de aceite, una de mosaicos, una de cerámica; dos molinos de piensos y de pimentón y varias bodegas para elaboración de vinos…doce comercios de tejidos, veintidós de ultramarinos, dos ferreterías y tres almacenes de curtidos. Dos cines, una sala de fiestas…y los imprescindibles bares y tabernas, paradores, mesones, fondas…

Dos médicos titulares, dos inspectores veterinarios, tres farmacias, un Dispensario Antipalúdico, Centro Primario de Higiene y un Hospital-Asilo ( Fundación Benéfica)…Seis Escuelas Públicas Nacionales, otros varios centros de enseñanza primaria y dos Academias, regidas por personal docto, para la Segunda Enseñanza.

En general el pueblo es amante de la lectura con ansias de saber, y por ello se organizan periódicamente ciclos de conferencias culturales a los que asiste un público numerosísimo que presta el mayor interés y atención. No obstante, existen unos 120 analfabetos de ambos sexos, comprendidos en la edad de 14 a 22 años, habiéndose creado las clases de enseñanza obligatoria y con sanciones para la falta de asistencia, a fin de terminar con este desgraciado fenómeno, anticipándose este Ayuntamiento y Junta Municipal de Enseñanza Primaria, a la puesta en vigor de las normas que en su día dicta el Consejo Provincial de Primera Enseñanza para esta campaña contra el analfabetismo, clases que han despertado vivo interés por parte de los adultos afectados que concurren a las mismas con verdadera ansia de renovación.
El grado de cultura en el conjunto de sus habitantes es bastante elevado dentro del medio rural en el que se desenvuelven sus actividades.

Se conservan algunas de sus antiguas manifestaciones artesanas y aunque reducidas a su mínima expresión, en examen comparativo con las actividades de épocas anteriores, todavía se encuentran en funcionamiento algunos de sus antiguos telares de madera…del núcleo rural existente hace un siglo, no quedan más que pequeños vestigios; transformación que se refleja en su medio ambiente actual, que da la sensación de tratarse de una población de muchísima mayor importancia…

Existe una preponderante afición a la lectura clásica y a la religiosa, siendo admiradas y unánimemente las obras del gran poeta regional, cantor de estas tierras, el inmortal Gabriel y Galán, de cuyas producciones puede decirse, sin exageración, no hay un hogar, por humilde que sea, donde no se haya dado lectura, a esas maravillosas poesías, que tan hondo calan en el alma extremeña, siendo también muy leídas y admiradas, las obras de la Mística Doctora, Santa Teresa de Jesús.

Así pues, la afición a la lectura tiene en este pueblo una marcada tendencia por las obras de tipo religioso e histórico-patriótico”.

La Biblioteca en un principio fue instalada en los bajos del Ayuntamiento, concretamente en la Escuela de Niñas nº 1, “orientada a Poniente y Mediodía”.

El 26 de Agosto de 1954 se refleja en el B. O. E. la creación de la Biblioteca Pública Municipal de Torrejoncillo, hecho que fue motivo de alegría y satisfacción, tanto para el Ayuntamiento como para el pueblo en general. Fueron varias las cartas que llegaron al Ayuntamiento congratulándose de la creación de la Biblioteca; cabe destacar la que envía Don Víctor Gerardo García del Camino, Director de la Biblioteca Pública y Archivo Histórico de la Ciudad de Salamanca.

La Biblioteca abrió sus puertas a los torrejoncillanos y torrejoncillanas con un total de 500 ejemplares en sus anaqueles, ejemplares que remitió el Servicio Nacional de Lectura, reduciéndose su mobiliario a cuatro mesas y dieciséis sillas.

Para su inauguración habría que esperar aún unos añitos, hasta 1957, aunque ignoro la fecha concreta. En un principio estaba prevista para el 22 de Febrero de citado año, y al acto asistirían el Director General de Archivos y Bibliotecas y el Gobernador Civil de la Provincia; pero ya saben ustedes que las agendas de los hombres importantes pueden sufrir modificaciones en el último momento, con lo que el Sr. Director General tuvo que salir precipitadamente para Madrid llamado por el mismísimo Sr. Ministro del ramo.

De todas formas, con o sin inauguración, la Biblioteca siguió funcionando y de una manera creemos que efectiva, pues con fecha 13 de Marzo de 1957 llega una comunicación del Instituto de Cultura Hispánica, firmado por el Jefe del Departamento de Intercambio Cultural, Don Carlos Manuel Fernández Shaw, en el que se adjunta un cuestionario que deberá rellenar el Director de la Biblioteca, para que ésta pueda ser incluída en el catálogo que va a editar y distribuir por todo el mundo dicho Instituto.

Creo que todos los que nos consideramos amantes de los libros debemos felicitarnos por tener una Biblioteca que, mejor unas veces y otras no tanto, ha tenido abiertas sus puertas prestando un servicio importantísimo durante más de medio siglo, ahí es nada.

¡Muchas felicidades y que cumpla usted muchísmos más por el bien de todos los lectores que en este pueblo somos!

About The Author

X Aniversario Coronación Inmaculada Concepción

TOROS DE TORREJONCILLO 2019

Fotografías de Torrejoncillo 2017

15826533_1389773134387938_3821737624650683951_n 16195332_1416177951747456_8058713553159106645_n 16427706_1416988968313801_1927194150028201667_n 16832001_1437470382951546_9131995247328363484_n 18664486_1543276739037576_1494553400657533502_n 18699993_1542884335743483_7685970612264598646_n 18922109_1552709538094296_701365342688002502_n 22894168_1926482270711678_8394442417090865615_n 24129645_1714434621902566_3196484845174405364_n

Normas en TTN

Existen unas normas que se deben cumplir, por favor leelas antes.

Normas en TTN