Como suele ser habitual, la Ruta de la Tapa de Cuaresma 2017 ha sido un éxito. Los pringones, a los que les gusta salir de tapas, pudieron disfrutar entre otros de unos fantásticos “Panecillos caseros rellenos de bacalao con cebolla caramelizada y mermelada de pimientos” o “Croquetón de mejillón con cebolla frita, piña y melocotón”, entre otros.
Unas delicatesen de las que esperamos  seguir disfrutando en ediciones sucesivas,  seguro que  los organizadores nos sorprenderán  con nuevas y deliciosas invenciones culinarias.

Os dejamos con algunas imágenes de las tapas.

Noticias relacionadas: